Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un polígono fantasma

El Ayuntamiento de Jaén vende a tres euros el metro para reactivar una zona industrial abandonada

En el fondo las naves de Dhul, en el parque empresarial Nuevo Jaén, aún sin acabar. Ampliar foto
En el fondo las naves de Dhul, en el parque empresarial Nuevo Jaén, aún sin acabar.

Cuando echó a andar en el año 2002 se vendió como uno de los principales polígonos industriales de todo el país, y el que iba a cambiar la fisonomía de una ciudad, Jaén, que dejaría su vocación agraria y de servicios para convertirse en un pulmón industrial. Nada más y nada menos que 600 empresas mostraron al Ayuntamiento su interés en asentarse en el más de un millón de metros cuadrados del Parque Empresarial Nuevo Jaén. Pero la realidad es que, pasada una década, esa zona industrial, situada en el norte de la capital jiennense, se ha convertido en un polígono fantasma en toda regla.

La mayoría de las 200 parcelas de este polígono siguen hoy vacías y, lo que es peor, sin expectativas halagüeñas para el futuro más cercano. La crisis económica se ha llevado por delante proyectos que ya estaban tomando cuerpo, como la fábrica de Dhul que se paralizó tras el concurso de acreedores de Ruiz-Mateos, y ha enfriado la llegada de otras empresas. Y, junto al erial en el que se han convertido las parcelas, el medio millón de metros cuadrados que hay en equipamientos, calles y zonas verdes languidece día a día.

“Es necesario pasar a la acción y poner en marcha medidas urgentes para reactivar el parque empresarial”, decía en días pasados Juan Arévalo, presidente de la Asociación de Empresarios y uno de los pocos que tiene su negocio —un concesionario de automóviles— en ese polígono.

La mayoría de

sus 200 parcelas

están vacías y

sin expectativas

En el desolador diagnóstico coincide el actual equipo de gobierno municipal, que intenta reactivar un polígono construido en su mayor parte en el anterior mandato de gobierno del Partido Popular, entre 2003 y 2007. Tanto es así que el Ayuntamiento ha decidido sacar a concurso la adjudicación de los derechos de superficie a tres euros el metro cuadrado al año (las parcelas son de entre 2.000 y 6.000 metros cuadrados), por un mínimo de 35 años de explotación. La cifra está muy lejos de los más de 100 euros el metro cuadrado con la que se proyectó el polígono industrial.

Además, el gobierno local ha introducido la firma de contratos de alquiler con opción a compra, como medida para favorecer conjuntamente los intereses de las empresas que habían comprado parcelas y a las que el banco no había dado la hipoteca. Una medida que va a suponer que el Ayuntamiento deje de pagar un 45,39% de las hipotecas que gravan la totalidad de estas parcelas vendidas y no escrituradas y que suponían para las arcas municipales unos gastos de cerca de un millón de euros, según ha manifestado la concejal Rosa Cárdenas.

Los empresarios piden que el transporte público llegue hasta el lugar

Pero los empresarios y la oposición municipal creen que la solución requiere de otras medidas. “No se trata solo de abaratar el suelo, sino de dotarlo de servicios y procurar el mantenimiento de sus instalaciones”, expone la portavoz socialista, María del Mar Shaw, que lamenta que el parque empresarial se haya convertido en una “escombrera” y en una zona totalmente abandonada. El presidente de los empresarios, Juan Arévalo, demanda también del Ayuntamiento que el transporte público llegue hasta este lugar y que se instalen cámaras de seguridad.

El parque empresarial Nuevo Jaén fue ideado como motor de desarrollo para la economía local y provincial. En su ejecución, se divide en dos fases: la primera se desarrolla mediante la sociedad de economía mixta llamada Gestora del Nuevo Polígono Industrial, SA, que dirige el que fuera alcalde de Jaén, el popular Alfonso Sánchez Herrera, y de la que forman parte el Ayuntamiento y Cajasur. Dispone de 324.628 metros cuadrados distribuidos en 128 parcelas. La segunda fase está gestionada por la Sociedad Municipal de la Vivienda (Somuvisa) y cuenta, en total, con 68 parcelas.