Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La matrícula subirá un 67% para dos de cada cinco universitarios

Para acceder a una ayuda la renta no podrá superar los 40.331 euros en familias de tres miembros

Nuevo sistema de precios de la matrícula universitária.
Nuevo sistema de precios de la matrícula universitária.

La mayoría de familias con un universitario en casa tendrá que echar mano de la calculadora en julio para hacer frente a la fuerte subida de las matrículas el próximo curso. A pesar de que la Generalitat aumentará notablemente la bolsa dedicada a becas (de 1,1 a 20 millones), ello no evitará que siete de cada diez universitarios catalanes noten el impacto de este incremento. Y el 40% lo sufrirá especialmente, ya que verá que la matrícula les sube un 66,7%, lo que se traduce entre 600 y 950 euros más al año, según la carrera. Así, estudiar una filología costará unos 1.500 euros; una ingeniería, 2.140 y Medicina, 2.360 euros anuales.

La Generalitat ha diseñado este año un nuevo sistema de tarifas que consiste en una escalera con seis tramos de importes según la renta familiar (ver cuadro adjunto). Según los cálculos de la Generalitat, la mayoría de alumnos se alojan en los tramos más altos, un 40% en el nivel seis y el 20% en el cinco. En el lado contrario, a un 10% se les bonificará la mitad de la matrícula y un 15% tendrán beca del Ministerio.

El nuevo sistema implica un cambio en la matriculación, que empieza el 16 de julio. En ese momento, los estudiantes abonarán el 60% del coste (lo que equivale aproximadamente al importe del curso actual). Entonces, se abre el proceso para acreditar el nivel de renta y optar a una beca. El resto se pagará a final de año.

El incremento de las tasas ha sido rechazado especialmente por los alumnos. El sindicato estudiantil AJEC lo califica de “ataque a las clases medias”. Y es que una familia de tres miembros (la más habitual) no podrá acceder a una bonificación si ingresa más de 40.330 euros brutos anuales, lo que corresponde a un sueldo de 1.680 euros brutos mensuales de cada uno de los padres. Para el Consejo de Estudiantes de Cataluña este umbral de renta demasiado bajo y considera que el Gobierno catalán “se queda corto” con la dotación de becas.

La Universidad Autónoma de Barcelona ha anunciado la creación de un fondo social para ayudar a los estudiantes que lo necesiten, así como la ampliación de los plazos para pagar la matrícula. Los rectores de la Universidad de Barcelona y de la Politécnica valoran positivamente el “esfuerzo” de la Generalitat por idear y desarrollar este sistema escalonado de tarifas en poco más de dos semanas.

Con el incremento de precios, la Generalitat calcula que ingresará 90 millones de euros adicionales, 30 menos de los previstos antes de proyectar este complejo modelo. Del total, 35 millones se destinarán a becas y el resto se repartirá entre las universidades y la Generalitat para paliar el déficit de ambas.