Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CiU y PP evitan que los hijos de los militares se examinen en catalán

El PSC lamenta que se ponga en riesgo el modelo de inmersión lingüística

Los hijos de los militares trasladados a una comunidad con lengua cooficial no deberán examinarse en catalán, gallego, o euskera, siempre que el traslado sea inferior a tres años. Esta es la decisión que tomó ayer la Comisión de Defensa del Congreso, con los votos de PP y CiU. La federación nacionalista introdujo una enmienda a la proposición no de ley de los populares para dar espacio al catalán, aunque el redactado exime a los hijos de los miembros de las fuerzas armadas de ser evaluados. Pilar Barreiro, diputada del PP, defendió la proposición, argumentando que examinar en estas lenguas a los hijos de militares, desplazados en ocasiones a mediados de curso, “baja la nota media”.
“A los hijos de personal militar trasladado por un período inferior a tres años a cualquier comunidad con idioma cooficial se les facilitará la escolarización en centros que impartan los estudios con castellano como lengua vehicular (...) eximiéndoles, en su caso, de la evaluación de conocimientos en la asignatura concreta de la lengua cooficial correspondiente”, expone la proposición no de ley. La enmienda de CiU plantea que estos alumnos puedan recibir “atención personalidad y un apoyo lingüístico específico” en la lengua cooficial. El PSOE había presentado una enmienda que garantizaba la atención personalizada y eliminaba el privilegio de no ser examinados. El diputado del PSC Francesc Vallès cargó duramente contra el redactado final “Por primera vez, y aunque sea de escondidas, el PP tendrá un aval para poner en duda el modelo de inmersión en Cataluña y crear un sistema de escolarización dual gracias al apoyo explícito de CiU”.