Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Entre la ruleta y el microchip

Mas viaja a Boston para apoyar la I+D catalana con la negociación para conseguir Eurovegas como trasfondo

Joana Ortega y Artur Mas, ayer en la reunión del Gobierno de la Generalitat.
Joana Ortega y Artur Mas, ayer en la reunión del Gobierno de la Generalitat.

Massachusetts, el Estado de referencia en investigación científica que Artur Mas suele poner como faro para Cataluña, es el destino del segundo viaje del presidente de la Generalitat fuera de la Unión Europea esta legislatura. Mas ha viajado a Boston con el objetivo de apoyar a las empresas catalanas del sector biomédico que participan en la feria Bio Boston, la más importante del sector.

El mensaje de fondo que quiere transmitir el presidente es que el futuro de Cataluña se juega en la capacidad de sus empresas (y sus Administraciones) para apostar por la investigación y el desarrollo. El viaje llega, sin embargo, justo cuando el presidente y sus colaboradores tienen un objetivo a corto plazo bien alejado de este sector económico: conseguir la implantación en Cataluña del macrocomplejo de juego y ocio Eurovegas, que promueve el multimillonario americano Sheldon Adelson. El Gobierno catalán está convencido de que en Cataluña caben de sobra ambos proyectos y afirma que este viaje nada tiene que ver con su voluntad de convertirla en el centro europeo del juego.

Fuentes del Gobierno catalán aseguraron ayer que el presidente no tiene previsto en este viaje ningún tipo de contacto con Las Vegas Sands, la corporación que preside Sheldon Adelson. El programa oficial incluye una visita al Massachusetts Institute of Technology (MIT) y un encuentro con investigadores catalanes que trabajan en este centro. Asimismo Mas tiene previsto firmar hoy un convenio con el Estado de Massachusetts para fomentar la colaboración con universidades y centros de investigación de Cataluña. Entre las entrevistas que prevé mantener el presidente destaca una con el gobernador del Estado, Deval Patrick, y el exgobernador Michael Dukakis.

El equipo de Presidencia ha conseguido que Mas sea entrevistado en la cadena de noticias CNN

En esta ocasión Mas viaja acompañado del consejero de Salud, Boi Ruiz, y del de Empresa, Francesc Xavier Mena. Helena Rakosnik, esposa del presidente, también forma parte de la comitiva. El equipo de Presidencia ha conseguido que Mas sea entrevistado en la cadena de noticias CNN. Lo hará en un intento de ganar credibilidad para la Generalitat ante los mercados y tres semanas después de que unas declaraciones suyas en la prensa internacional fueran interpretadas por algunos medios anglosajones como una demanda de rescate de Cataluña.

Si Eurovegas no forma parte de la agenda de Mas esta semana en Boston y Nueva York, sí lo hará la semana que viene. El próximo lunes miembros del Consejo de Administración de Las Vegas Sands Corporation visitarán Barcelona y al día siguiente Madrid, para informarse de las opciones que ofrece cada una de estas ciudades a su proyecto de macrocasino. Pretenden comunicar la decisión sobre el emplazamiento en una u otra ciudad al cabo de unas semanas. La balanza parece que se va inclinando por la opción catalana.

Ayer el Gobierno catalán continuó promocionando la candidatura de Barcelona siempre destacando que Eurovegas, más que un casino, sería un centro de convenciones. El portavoz, Francesc Homs, restó importancia al rechazo social que provoca Eurovegas en algunos sectores y aseguró que ocurrió algo parecido cuando, en la década de los noventa, se impulsó lo que hoy es Port Aventura. Entonces, recordó Homs, hubo “sectores agresivamente contrarios a la instalación de un parque temático” en esa zona. En cambio, ha destacado, “ya no se oye a nadie criticar” Port Aventura, porque se ha visto que “no ha desestabilizado el modelo turístico catalán ni ha puesto patas arriba la convivencia del sector turístico y el sector químico en Tarragona”.

Homs también aseguró que con la actual situación económica “Cataluña no está en condiciones de decir no a cualquier operación que comporte la creación de puestos de trabajo". Es más, Homs aseguró que incluso el Estado de Massachusetts ha cambiado normativas para acoger grandes centros de convenciones.

Manga ancha para nuevos casinos

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha anulado dos artículos del reglamento de salones recreativos y de juego de la Generalitat de 2010 que establecen la distancia mínima a la que debe instalarse un salón recreativo, bingo o casino respecto a otro en la misma zona.

Lo ha hecho tras admitir parcialmente un recurso presentado por empresas y asociaciones del sector contra el reglamento impulsado por la Generalitat durante el Govern tripartito, según explica la sentencia. Concretamente, estos dos artículos del Decreto 37/2010, del 16 de marzo, establecían que en ciudades de más de un millón de habitantes la distancia entre establecimientos tendría que ser de 300 metros; en poblaciones de entre 100.001 y 999.999 habitantes, de 600 metros, y en las de menos de 100.000 habitantes, de un kilómetro.