Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

30 municipios de Almería reclaman la apertura del hotel Algarrobico

Un estudio de Greenpeace valora en 7,3 millones el coste para el derribo del hotel ilegal

Paraje de Cabo de Gata con el hotel de El Algarrobico.
Paraje de Cabo de Gata con el hotel de El Algarrobico.

A medida que la justicia avanza en una marcada línea para el derribo del hotel levantado en El Algarrobico, en Carboneras (Almería) en pleno parque natural de Cabo de Gata-Níjar, la macroconstrucción ilegal recibe más apoyos por parte de ayuntamientos de la provincia, la mayoría gobernados por el PP. Ayer, un día después de conocer que una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) devolvía al paraje sobre el que se asienta el hotel la calificación de “suelo protegido no urbanizable” la Mancomunidad de Municipios del Almanzora aprobó en sesión plenaria su apoyo para la culminación, apertura y puesta en funcionamiento de este hotel de 20 plantas y más de 400 habitaciones situado a menos de 50 metros de la orilla del mar.

 

La resolución resulta especialmente llamativa por cuanto que la sentencia supone declarar ilegal la construcción, algo que ya han hecho otras instancias judiciales como el Tribunal Supremo, aunque no es tampoco la primera.

Hace un mes la Mancomunidad de Municipios del Levante almeriense, entidad formada por 14 ayuntamientos, también se pronunció en favor de la apertura del hotel de El Algarrobico por unanimidad, incluso con votos del PSOE.

De los 26 pueblos que conforman la Mancomunidad del Almanzora, 16 municipios gobernados por PP y PSA apoyaron la propuesta presentada por el alcalde de Carboneras. El PSOE se abstuvo en la votación al entender que no es competencia de la mancomunidad solucionar un conflicto que “está en manos de la Justicia y de otras administraciones”. Desde el PP el hotel es sinónimo de turismo y del resurgir económico de la comarca. Al contrario, entiende que la demolición del Algarrobico, “dejaría bajo mínimos la credibilidad de la provincia” ante posibles futuras inversiones. Según Antonio Ramón Salas, presidente de la mancomunidad y alcalde de Alcóntar (PP), caerían en picado la credibilidad y la imagen de las administraciones si se derriba un edificio “construido con todos los permisos en regla”. “El sentido común aconseja rehabilitar el hotel para ayer”, añade y ganar, según sus cálculos, unos 500 puestos de trabajo.

El hotel situado en El Algarrobico se encuentra al 90% de su construcción. El valor del derribo en las condiciones actuales y la posterior recuperación del terreno oscilaría entre los 100 y los 300 millones de euros, según valoraciones del Ministerio de Medio Ambiente. La organización Greenpeace remitió ayer un estudio —El Algarrobico, la oportunidad bajo los escombros' a todas las administraciones implicadas en este conflicto, en el que demuestran que el gasto rondaría los 7,3 millones de euros.

En el informe, realizado en colaboración con n´UNDO arquitectos, desglosan que se crearían 379 puestos de trabajo en las labores de desmantelamiento, que se llevarían a cabo a través de más de 60 actividades que conforman un modelo “pionero” en el país. El informe propone una “alternativa constructiva" a la demolición del hotel, que pasa por “el desmantelamiento, la recuperación de la playa con un enfoque socioeconómico basado en la participación local, la formación y la generación de empleo”.