Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad recolocará al Defensor del Menor en la Cámara de Cuentas

Arturo Canalda será consejero en este organismo cuando lo apruebe la Asamblea de Madrid

La institución que encabezaba fue suprimida el pasado 7 de junio por motivos de ahorro

Arturo Canalda, en noviembre de 2006, poco después de ser nombrado. Ampliar foto
Arturo Canalda, en noviembre de 2006, poco después de ser nombrado.

La Comunidad de Madrid quiere que Arturo Canalda, el último Defensor del Menor tras la supresión de este órgano de la estructura administrativa regional con el argumento de la crisis, sea consejero de la Cámara de Cuentas. Su presidente es Carlos Salgado Pérez, que ocupa el cargo en funciones desde el fallecimiento de Manuel Jesús González en septiembre de 2011. El nombramiento deberá ser ratificado por la Asamblea.

El propio Canalda aceptó el cargo en una comunicación remitida a la mesa de la Asamblea, fechada tres días antes de que esta aprobara la desaparición de la oficina que él ocupaba, la del Defensor del Menor. "Mediante el presente escrito, tengo el honor de aceptar el cargo de Consejero de la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid, para el que he sido propuesto por el Grupo Parlamentario Popular", escribía el pasado lunes 4 de junio.

Canalda comenzó su carrera política de la mano de Javier Fernández-Lasquetty, consejero de Sanidad y uno de los grandes pensadores de FAES, vivero ideológico del Partido Popular. El curriculum del exdefensor es una muestra de su habilidad para moverse en la corte regional: ha sido gerente del 112 y del Canal de Isabel II, viceconsejero de Sanidad y miembro de los gabinetes de Esperanza Aguirre. Y también de los del actual presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

“Arturo Canalda cumple los requisitos, es la persona idónea para el puesto ya que está colegiado como abogado desde 1993, tiene una trayectoria intachable y conoce las tres Administraciones”, justifican en el PP. Los argumentos de la formación, que gobierna con mayoría absoluta, no convencen a la oposición. De hecho, el Partido Socialista reclama un informe jurídico, al entender, entre otras razones, que el candidato no está capacitado para el puesto.

Diez años de ejercicio profesional

La Ley de la Cámara de Cuentas establece en su artículo. 33. 1 que la elección de sus miembros "se llevará a cabo entre funcionarios públicos pertenecientes a Cuerpos para cuyo ingreso se exija titulación académica superior, así como entre Abogados y Economistas, todos de reconocida competencia en relación con las funciones de la Cámara y en los dos últimos casos con más de diez años de ejercicio profesional”. Canalda está desde 1993 colegiado como abogado... No ejerciente. La Mesa de la Asamblea, donde el PP tiene una mayoría de 4 a 3 —un representante de cada partido de la oposición— incluso ha votado esta tarde en contra de que se hiciera un informe jurídico para evaluar a Canalda.

"¿Esta es la manera que tiene Esperanza Aguirre de recortar y dar ejemplo? ¿De verdad se lo cree?", ha lamentado un diputado socialista.

Precisamente el jueves pasado, el Pleno de la Asamblea de Madrid aprobó la eliminación de la Oficina del Defensor del Menor, creada en 1996. El Ejecutivo autonómico justificó su desaparición como una consecuencia más de los estragos de la crisis. Los costes de mantenimiento de la oficina del Defensor para 2012 eran de 2,7 millones de euros frente a los 2,9 del año anterior. “Siempre hemos criticado la falta de imparcialidad de don Arturo Canalda, nunca la labor de los trabajadores, y muchísimo menos la labor de la institución”, expresó María Josefa Amat Ruiz, de Izquierda Unida.

El PP, representado por María Gador Ongil Cores, lo negó y aprovechó la ocasión para “felicitar en nombre del Grupo Parlamentario Popular a los tres miembros que han sido Comisionados del Defensor del Menor a lo largo de estos últimos 16 años: Javier Hurra, Pedro Núñez Morgades y a Arturo Canalda”. A continuación votó a favor de la extinción de la Oficina del Defensor. Mientras, los chismorreos de pasillo hacían que al día siguiente ya se hubiera extendido el rumor de que Canalda sería recolocado en la Cámara de Cuentas.

La última intervención de Canalda en el Parlamento regional fue en el Pleno del pasado 17 de mayo, en el que hizo balance de 2011 rozando la medianoche y sin apenas repercusión. Canalda ya sabía que tenía las horas contadas… Pero solo como Defensor del Menor. Fiel a Aguirre, entonces ya esperaba destino, como parte del equipo que tuvo a su mando, formado por 25 funcionarios y ocho empleados más entre eventuales e interinos.

Los funcionarios de carrera de Cuerpos Generales de la Asamblea destinados en el Defensor “cesarán en sus puestos actuales mediante remoción por supresión del mismo”. A su vez, los funcionarios de carrera con categoría de especialistas del Defensor del Menor “se transferirán a la estructura de la Comunidad de Madrid”, en concreto al Instituto del Menor y la Familia. El resto del personal “cesará” el día de entrada en vigor de la ley. Al revés que a otros, la Cámara de Cuentas no tiene un hueco para ellos.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram