Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
JOSÉ ANTONIO CASTRO | PORTAVOZ PARLAMENTARIO DE IZQUIERDA UNIDA

“No es fácil aplicar un recorte que sea aceptable para la izquierda”

"No vamos a propiciar que la comisión de los ERE sea una cacería"

"Es necesario eliminar privilegios de los altos cargos por decencia"

José Antonio Castro, portavoz de IU en el Parlamento.
José Antonio Castro, portavoz de IU en el Parlamento.

Le resulta raro oírse a sí mismo apoyar en el Parlamento los discursos del Gobierno andaluz, pero lleva a rajatabla el compromiso del acuerdo de coalición de su partido con el PSOE. Aunque nacido en Triana, Sevilla, José Antonio Castro (38 años) ejerce desde hace varios lustros como malagueño, provincia donde dice que IU tiene tradición de gobierno y de asumir responsabilidades. De pocas palabras y muy medidas, admite que el recorte que debe hacer la Junta será muy difícil de aceptar para los electores de izquierda. Es un valor emergente dentro de su fuerza política.

Pregunta. Desde que ha echado a andar el Gobierno, no hay día sin que alguien detecte una fisura entre PSOE e IU.

Respuesta. No hay fisuras. La dialéctica debería ser consustancial con la democracia, lo preocupante es cuando esto se ve como anomalía.

P. ¿No es cansado tener que reiterar constantemente los votos de lealtad entre PSOE e IU?

R. Es un Gobierno que lleva poco más de un mes en un contexto alarmante, aquí, en España y en todas las comunidades. Nadie nunca ha gobernado con tantas dificultades. Es todo muy normal.

P. ¿IU se está tragando sapos?

R. No, nos estamos encontrando con contradicciones porque lo que tenemos que vivir aquí es una auténtica imposición, que se vende como un ajuste financiero y económico, pero que en realidad tiene detrás un componente ideológico muy fuerte. Y no es fácil de digerir ni de lidiar este recorte para que lo que aquí pase sea aceptable para la izquierda.

El plan de ajuste tiene que cambiar de sitio al menos 100 millones

P. En la Red se ven todavía muchos simpatizantes de IU reacios al pacto de Gobierno.

R. El resultado del referéndum sobre el pacto fue de más del 80% de la militancia a favor de la apuesta. Por cierto, se está afiliando bastante gente a IU.

P. Tras las elecciones, buena parte quería un pacto de legislatura y no entrar en el Gobierno. ¿Cómo ha sido la evolución?

R. El proceso ha sido muy positivo porque hemos debatido mucho y hemos ido cohesionándonos en torno a un proceso dialéctico, no a una orden de cualquier instancia superior política. Y eso es lo que ha propiciado que el resultado fuera abrumador a favor.

P. ¿Pasará factura el pacto a IU? ¿Temen defraudar?

R. Esa pregunta me la hacen mucho. Las evaluaciones del paso de IU por el Gobierno no se pueden hacer cada semana, ni cada mes. Yo respeto mucho todas las opiniones, pero no me parece procedente que después de una decisión democrática estemos cuestionándola desde todos los medios. En cuanto a la rentabilidad, la verdad es que no estamos pensando en cómo nos va a afectar electoralmente dentro de cuatro años. Nos centramos en el compromiso con un Gobierno y el cumplimiento del acuerdo. Ese va a ser el mejor baremo y, al final, inexorablemente, llegarán las elecciones y el pueblo soberano dictará.

P. Ha dicho que una cosa es el Gobierno y otra IU. ¿Se van a hacer la oposición a sí mismos?

Resulta muy rancio que el PP llame al Gobierno de coalición bipartito social-comunista

R. Hasta ahora no había diferencia entre el Gobierno y el grupo parlamentario que lo sostenía. Eso es negativo para la calidad de la democracia, en general, y para el papel que el Parlamento debe jugar, en particular. No nos sustraemos de la responsabilidad, pero hay que tener papeles diferentes y cada uno lo puede jugar.

P. ¿Cómo? ¿Haciendo de Pepito Grillo del Gobierno?

R. No. Los parlamentarios de IU también tenemos la tarea de impulsar y dar cabida al programa electoral en el Parlamento. Eso no lo puede hacer un consejero, que tiene la obligación de seguir lo que se marque en el seno del Consejo de Gobierno. Nosotros tenemos el añadido de la defensa del programa, que fue con el que nos presentamos.

P. En el anterior pleno, tras la intervención de Susana Díaz, usted dijo varias veces: “Comparto” con la consejera esto y lo otro. ¿Se veía usted así hace unos meses?

R. No (risas).

P. ¿Cuesta trabajo?

R. Sí, un poco. Pero aunque fuera de IU. Llevamos 34 años en la oposición… En Málaga hemos sido fuerza de gobierno, con muchas alcaldías, es decir, estamos acostumbrados a gobernar, pero verte en la Cámara sosteniendo al Gobierno es la primera vez.

P. ¿Alguien le ha llamado vendido o le ha dicho: “Quién te ha visto y quien te ve”?

R. Uf, de todo hay en la viña del señor.

P. ¿El poder mancha?

R. El poder posee una serie de connotaciones que no tienen por qué ser negativas. El problema es cuando te sitúas en ese ámbito y te ves imbuido por una serie de dinámicas que parecen irremediables. No tiene por qué manchar, al contrario, los que entren en ese ámbito de poder deberían de manchar a quienes están en esa aureola.

P. ¿Qué margen hay para atenuar los recortes de 2.700 millones que tienen que emprender de inmediato?

R. El Consejo de Gobierno ha hecho un esfuerzo ímprobo para ver cómo hacía este plan de ajuste sin tocar empleo y manteniendo la prestación de los servicios de la mejor manera. Sabemos que los márgenes son estrechos, pero como existen, hay que seguir profundizando.

P. Algunos sindicatos se quejan de que las negociaciones con la Junta son un paripé.

R. Nosotros hemos pedido al Gobierno que se siente con los sindicatos no de manera cupular, sino sectorial, para hablar técnicamente de los cambios que se pueden hacer, y que dé los datos completos para que todos tengan las mismas armas. Espero que entre el 10 y el 12 de junio el Gobierno tenga un montón de propuestas encima de la mesa. El grupo parlamentario de IU va a aprovechar y aportará propuestas. Y espero, porque hemos paralizado el decreto en BOJA para eso, que los sindicatos hagan los esfuerzos posibles. Porque lo que es seguro es que el plan que se apruebe definitivamente tiene que ser diferente al que conocemos hoy.

P. Pero cortar hay que cortar, y dice que hay poco margen.

R. La imposición la tenemos. El Consejo de Gobierno no va a cortar nada, es que no le llega un dinero y, por lo tanto, hay que eliminar partidas.

P. Ya, pero quien lo tiene que hacer es el Consejo de Gobierno.

R. Claro, pero si a mí en mi casa me entran 1.500 euros, y al mes siguiente, me dicen que me van a entrar 1.000, pues tendré que hacer un presupuesto para 1.000. No me queda otra.

P. ¿Qué se puede cambiar?

R. Hay tres elementos. Uno es la austeridad, y hay medidas de eficiencia en la gestión. Y ahí entran, por ejemplo, privilegios, que son una cantidad muy pequeña, pero que hay que incluirlos, por decencia. Un segundo elemento: la progresividad, donde no se puede tocar la retribución básica porque repercute en muchos elementos. Y el tercero: que no se toque a partir de un volumen de sueldo hacia abajo. Nosotros hemos establecido que es necesario mover unos 100 millones del capítulo 1 para conseguir esos objetivos. Y se puede hacer.

P. ¿Qué pasa con la productividad que han cobrado algunos cargos de la Junta?

R. Habría que eliminarla. Y que estos últimos que la cobraron el 5 de mayo la devuelvan.

P. La comisión de investigación de los ERE se va a crear en torno al día 15. ¿Han pactado plazos y comparecencias?

R. La propia comisión es la que tiene que elaborar su reglamento. No hay nada pactado.

P. ¿Tendrían que comparecer Griñán y Chaves?

R. IU no descarta a nadie, pero no vamos a hacer de la comisión un circo para ver qué tiene más impacto mediático y quién consigue la mejor presa de la cacería. Queremos ser serios y rigurosos.

P. Antes de las elecciones pedían que compareciera Griñán.

R. Nuestra opinión es que aquí ha habido algo muy feo y muy sucio, que está en los juzgados, y que hay responsabilidades políticas que no se han depurado.

P. El PP les acusa de ser la muletilla del PSOE para hacer la oposición al Gobierno de España.

R. El Gobierno andaluz tiene que defender los derechos de su tierra. Es el PP el que está traicionando a Andalucía. Rajoy está gobernando contra Andalucía. Desde el minuto cero. Cristóbal Montoro ha estado acosando a Andalucía. El Gobierno central le está dando un trato diferenciado. Es patente y Arenas es copartícipe.

P. Le molesta que el PP llame al Gobierno de coalición bipartito social-comunista y radical.

R. Eso es muy antiguo. Lo veo muy rancio. Cuando escucho a un dirigente del PP decir esas cosas, lo imagino montado en un caballo con sombrero cordobés. No lo puedo evitar.