el plan de ajuste municipal (y 3)

Botella aplaza la rehabilitación de la calle Atocha por falta de dinero

El área de Urbanismo paraliza una instalación del Club de Campo También recorta los fondos para las obras del mercado de Barceló y las mejoras en Lavapiés

El Ayuntamiento de Madrid, que dirige Ana Botella (PP) aprobó el pasado 10 de mayo una rebaja presupuestaria de 128,9 millones de euros, que en los próximos meses ascenderá a 160,6 millones, para hacer frente a las facturas impagadas de la etapa como alcalde de Alberto Ruiz-Gallardón (PP, 2003-2011). Al área de Gobierno de Urbanismo le corresponde reducir 12,5 millones sobre un total de 206 millones, es decir, un 5,7%. Esta es la radiografía del recorte, según la información consultada por EL PAÍS y la comparecencia de esta mañana en comisión municipal de la delegada del área, Paz González.

Más información
PLAN DE AJUSTES (2): Escuelas Pías: modelo de recorte social
PLAN DE AJUSTES (1): Los recortes paralizan un museo y un teatro
Un lavado de cara para la calle Atocha

Se reducen 8,6 millones presupuestados para inversiones. Se retrasa así el inicio de las obras del depósito de agua regenerada para riego del Club de Campo (desaparece íntegra la partida de un millón de euros) y de las obras del eje Atocha-Camino Real (pierde 843.000 euros de 860.000 euros). Gallardón vendió en septiembre de 2011 este último proyecto calificando la calle Atocha como “un valioso corredor comercial, cultural y arquitectónico”, en el tramo entre la calle Antón Martín y la glorieta de Carlos V. Aseguró asimismo que se lavaría la cara a las plazas de Antón Martín y Jacinto Benavente, y se aumentarían las zonas peatonales.

Además, se rebaja la partida para el centro polivalente Barceló (mercado, polideportivo, etcétera) en 1,3 millones sobre un total de 15,7 millones; y la destinada a la urbanización del Parque Olímpico Sector Oeste, en 493.000 euros sobre un total de 3,1 millones. Esto se debe, según Urbanismo, a que las obras van más lentas de lo previsto, y por tanto se puede reducir el dinero asignado para este año.

Disminuye igualmente en 1,2 millones sobre un total de cuatro la partida para la rehabilitación de Lavapiés; y en 272.000 euros sobre un total de 900.000 euros la destinada a servicios en las Colonias San Francisco Javier y Nuestra Señora de los Ángeles. Urbanismo lo explica porque las empresas han rebajado el precio de las licitaciones, y asegura que las obras no se verán afectadas.

Sin arreglos imprevistos

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Además, desaparecen 3,5 millones de euros sobre un total de 3,6 para los trabajos de urbanización de suelo a cargo del Ayuntamiento, una partida que se dedicaba a operaciones puntuales no previstas y que durante este año tendrán que aplazarse. También merma en 395.000 euros la aportación a la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo; y en 100.000 euros (un 20%) la transferencia al consorcio urbanístico de Ciudad Universitaria.

Urbanismo reduce además 2,4 millones de euros en estudios técnicos. La elaboración del nuevo Plan General de Ordenación Urbana se ve muy afectado en este sentido: pierde la partida íntegra de 448.000 euros para cursos y conferencias; 1,1 millones sobre un total de 2,7 millones en estudios a cargo del Ayuntamiento; y los 143.000 euros para estudios externos.

El concejal socialista Marcos Sanz ha criticado que en los últimos años, en su opinión, se haya externalizado en demasía la elaboración de estudios, postura con la que ha coincidido el líder de Unión Progreso y Democracia, David Ortega. Sanz ha criticado además el retraso en las obras de la calle Atocha: “La ciudad no está retrasada, la ciudad está quieta”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS