Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Policía detiene al concejal de Hacienda de Ibi por corrupción

Miguel Ángel Agüera, del PP, había presentado este mismo lunes su dimisión

El edil asegura que las denuncias son "falsas"

La brigada de delitos económicos de la Comisaría de Alicante detuvo este lunes al edil de Hacienda del Ayuntamiento de Ibi y primer teniente de alcalde, Miguel Ángel Agüera, del PP, por supuesta corrupción en la adjudicación de contratas municipales, según fuentes del caso. La detención se produjo tras registrar la policía el domicilio del edil y la Gerencia Municipal de Urbanismo. El concejal de Hacienda fue posteriormente puesto en libertad pero ha sido emplazado a comparecer el miércoles ante el juzgado de instrucción de Ibi.

Agüera había presentado a primera hora de la mañana su dimisión. El edil esgrimió que su decisión obedece a las “denuncias falsas y calumnias” de Felicidad Peñalver (exedil del PP) y de su expareja. Con su renuncia, agregó, pretende “no perjudicar “a sus compañeros del PP.

El registro policial se produjo tras autorizarlo el juzgado que instruye el caso. Agüera, de momento, no ha prestado declaración ante la juez ni está imputado, según precisó por la tarde el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunidad Valenciana.

Peñalver solicitó al juzgado a principios de este mismo mes que investigara la existencia de supuestas cuentas en Suiza tanto de la alcaldesa de la localidad alicantina, Maite Parra, como del edil de Hacienda y primer teniente de alcalde. El juzgado admitió acumular las diligencias al sumario general que está investigando el supuesto desvío de fondos del polideportivo municipal. Agüera también aparece mencionado en otra denuncia presentada por un empresario a otro edil del PP. En la denuncia, el empresario aporta una grabación en la que este edil comenta otras supuestas acciones ilícitas tanto de la regidora de Ibi como del primer teniente de alcalde.

Cuestionado y polémico

En su comunicado, Agüera asegura que “con el tiempo y al final de las investigaciones, se demostrará la falsedad de las acusaciones hacia mi persona”. Tras conocerse la dimisión, el Grupo Municipal Socialista de Ibi defendió que “ya era hora de que una persona tan cuestionada y polémica en su gestión deje un cargo del que nunca estuvo a la altura”.

Por la tarde, y tras un pleno extraordinario para exigir el pago inmediato a la Generalitat los 180.000 euros que debe al Centro Ocupacional de Ibi, al borde del cierre por estos impagos, los socialistas lamentaron “el espectáculo” que da el PP. También exigieron la dimisión de la alcaldesa de la localidad.

Por su parte, el Grupo Popular del Ayuntamiento de Ibi, que junto a un edil de CDL conforman el Gobierno local, ha expresado este martes su respeto a la decisión del concejal de abandonar su cargo y ha rechazado valorar la detención y puesta en libertad posterior de este último.

A través de un comunicado de prensa, los populares sostienen que su labor política no es valorar "el proceso judicial" abierto, pues éste "se encuentra en el lugar donde tiene que dirimirse, que es en los tribunales".