Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El déficit de 2011 representa más de un tercio del presupuesto de la Generalitat

Los créditos para pagar a los proveedores disparan un 25% los gastos financieros en 2012

La desviación entre los ingresos y los gastos de la Generalitat en 2011, un total de 4.657 millones de euros, representa el 37% del total del presupuesto de gastos, que alcanzó los 12.573 millones en la liquidación de las cuentas que el Consell sometió el jueves al Consejo de Política Fiscal y Financiera. En relación al PIB regional, el déficit representa un 4,5%. Pero la magnitud del ajuste que debe acometer el Consell para cerrar 2012 con una desviación entre gastos e ingresos de 1.535 millones adquiere su auténtica dimensión cuando se constata que el déficit de la Generalitat en 2011 representa más de un tercio del total de su presupuesto.

El déficit crece hasta el 4,5%, casi un punto más de lo que se comunicó en su día al Ministerio de Hacienda, porque la Generalitat "afloró" 800 millones de euros de facturas que dormían en los cajones cuando el Estado ofreció créditos para pagar las cantidades pendientes a los proveedores.

Plan de reequilibrio

El déficit real de la Generalitat. El plan de reequilibrio financiero presentado por la Generalitat valenciana recoge un déficit en 2011 del 4,5%, lo que representa casi un punto más del 3,6% que se comunicó en su momento al Ministerio de Hacienda. La Generalitat explica que el desfase es atribuible a las facturas que "afloraron"  cuando se puso en marcha el plan de pago a proveedores.

La desviación. La desviación entre los ingresos y los gastos, un total de 4.657 millones de euros, representa el 37% del total del presupuesto de gastos, que alcanzó los 12.573 millones de euros en la liquidación presentada por el Gobierno que preside Alberto Fabra.

Recortes “positivos”. Uno de los más llamativos de este apartado es el aumento de 147 millones de euros que se recoge en el capítulo de gastos financieros previstos para este año con el objetivo de poder hacer frente a los intereses de los 4.069 millones de euros que la Generalitat ha solicitado al Instituto de Crédito Oficial (ICO) para pagar las deudas de sus proveedores. Este “ajuste positivo” se eleva en 2013 hasta situarse en 294 millones de euros.

Ajustes en sanidad. Las medidas de ahorro estimadas en lo que respecta al nuevo modelo de gestión compartida alcanzan los 200 millones de euros para el año próximo y 60 millones para 2014. Por otro lado, el control del gasto previsto en el capítulo IV (conciertos, farmacia) alcanza para este año los 495 millones de euros y 189 millones durante el año próximo.

El plan de reequilibrio financiero hasta 2014 es una enumeración de recortes del gasto y estimaciones de ingresos para generar un ahorro de 2.260 millones de euros que permita cerrar el ejercicio 2012 con un déficit del 1,5% Pero también incluye algunos denominados “ajustes positivos” que elevan el gasto previsto en determinadas facturas. Uno de los más llamativos es el aumento de 147 millones de euros en el capítulo de gastos financieros previstos para 2012 para poder pagar los intereses que generarán los 4.069 millones de euros que la Generalitat ha tenido que solicitar al Instituto de Crédito Oficial para pagar las deudas pendientes con sus proveedores.

Los costes financieros derivados de la tabla de salvación que el Estado ha decidido poner a disposición de las comunidades autónomas tienen una incidencia notable en el coste de los intereses que tendrá que pagar la Generalitat por su ya abultado endeudamiento.

El presupuesto inicial de 2012 estimaba los gastos financieros en 578 millones de euros. El crédito del ICO, que permitirá pagar facturas pendientes anteriores a 2012, dispara ese capítulo un 25%.

Y no queda ahí la cosa. Los costes financieros previstos en 2013 obligan a otro “ajuste positivo” que “se estima en 294 millones de euros”, según los cálculos elaborados por el Instituto Valenciano de Finanzas. Es decir, el año que viene la Generalitat pagará en concepto de intereses un 50% más de lo que tenía previsto a principios de 2012.

No hay que olvidar que el Consell que preside Alberto Fabra solicitó la cuarta parte del total de fondos que pidieron todos los Gobiernos autonómicos para pagar facturas pendientes.

Buena parte del ajuste corresponde a la partida destinada a la Consejería de Sanidad. En lo que respecta al denominado nuevo modelo de gestión compartida (la privatización en bloque de la parcela no asistencial) las medidas de ahorro estimadas alcanzan los 200 millones para 2013 y los 60 para 2014. Otras de las grandes sumas corresponden al capítulo IV (conciertos, farmacia). En este apartado el control del gasto previsto alcanza para este año los 495 millones este año y 189 en 2013.

Ximo Puig, secretario general del PSPV, lamentó en Alicante las formas y el fondo del plan de reequilibrio de la Generalitat, informa Rosa Biot. Puig criticó que el PSPV se haya tenido que enterar de un documento tan importante a través de la web del Ministerio de Hacienda. También tildó el documento de “poco creíble y muy poco riguroso”, además de no ofrecer “seguridad de futuro”. Puig aseguró que el plan habla de recortar las aportaciones del Consell a los sectores productivos, un camino contrario a la voluntad de los socialistas. “Nuestro camino es la reindustrialización”, incidió el dirigente socialista.