Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El lado oscuro del zoo de Barcelona

Los defensores de animales denuncian la dejadez de las instalaciones subterráneas

Jaula con las jirafas del Zoo de Barcelona.
Jaula con las jirafas del Zoo de Barcelona.

El zoo de Barcelona tiene dos caras. Una, la que día a día se encuentran los cientos de visitantes que lo recorren —1.164.027 el año pasado— y la otra, la del subsuelo, donde duermen los animales, lejos de los ojos curiosos de los niños de colegios y las familias. La ONG defensora de los animales Libera! y la Fundación Franz Weber presentaron ayer un retrato inédito de esa otra faz, gracias a la colaboración de un fotógrafo anónimo. Allí, según la entidad, los animales malviven en condiciones infrahumanas, valga el término. Desde el Ayuntamiento aseguran: “Estas instalaciones interiores cumplen con las normativas”.

Las imágenes y vídeos presentados por Libera! fueron tomados el año pasado y muestran jaulas pequeñas, oscuras, húmedas, con rejas y literas oxidadas. En ellas se puede ver a tres jirafas que comparten un espacio mínimo y que sacan el cuello por encima de sus barrotes y a un primate y un canguro que reposan sobre un suelo de cemento.

“Los animales pasan hasta 17 horas en un espacio similar a mazmorras medievales. Denunciaremos esta situación ante la Comisión de Medio Ambiente en Bruselas”, aseguró Alejandra García, portavoz de Libera! Según las entidades, allí también se mantiene a animales enfermos que no son exhibidos.

Estas instalaciones, ubicadas bajo la superficie del zoo, son el sitio donde permanecen los animales enfermos o donde se resguardan algunas especies cuando las condiciones meteorológicas les son adversas, explicaron desde el Consistorio. “Los animales no están allí la mayoría del tiempo”, aseguró una portavoz.

La semana pasada el Ayuntamiento anunció un plan estratégico para el zoo, con un horizonte en 2020. El total de la inversión asciende a 25 millones de euros —12 este mandato— y estará orientada a reorganizar el centro en nueve grandes biomas y una gran pasarela elevada. El Consistorio no explicó ayer cuánto de este dinero corresponderá a mejoras en las instalaciones interiores y reivindicó trabajos como la del dormitorio de las elefantas.