Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REPORTAJE

Los juegos más sabios

La Volvo de Alicante acoge la ‘Street Alicante Science’, con 180 actividades

Pretende acercar la ciencia a los jóvenes de forma divertida

Los niños siguieron con atención las actividades científicas.
Los niños siguieron con atención las actividades científicas.

“Está muy chula, porque no es solo que ellos [los profesores] te den el rollo, si no que, al tiempo que te lo explican, participas en el experimento”. Era la impresión de María Entero (11 años) y estudiante de 6º de Primaria, tras recorrer los diferentes módulos y talleres de la Street Alicante Science.

El evento, instalado en la zona Volvo del puerto de Alicante, es una apuesta por despojar a la ciencia de su halo abstracto, sacarla a la calle y acércarla a los más jóvenes de manera interactiva y con un lenguaje coloquial. La iniciativa va dirigida preferentemente a los estudiantes, desde Infantil hasta el Bachillerato. En la jornada de este viernes visitaron el recinto unas 3.000 personas, de ellos 2.500 eran alumnos de 17 centros.

Para este aluvión de émulos de Einstein, Arquímedes o Pitágoras, la organización ha preparado hasta 180 actividades científicas, y todas con un denominador común: el visitante participa en primera persona en la elaboración del experimento o la solución del problema matemático.

“Es muy chula. Te explican y participas”, dice una estudiante

La oferta de juegos que ofrece este parque temático de la ciencia abarca desde la paleontología a la astronomía pasando por las matemáticas, la evolución humana y la astrología.

Aunque este año la neurociencia, el mar y la astronomía son las propuestas estrellas. De hecho, uno los experimentos que más han llamado la atención de los niños ha sido la Big Neurona y su Laberinto de neuronas espejo. La idea original ha sido del Elcaleidoscopio, en colaboración con la Universidad Miguel Hernández, que junto con la de Alicante, el Ayuntamiento de Alicante y la Diputación colaboran en la organización.

Los rectores de ambos campus, Jesús Pastor e Ignacio Jiménez Raneda, presentes en la inauguración del certamen, coincidieron en destacar su oportunidad. “La ciencia tiene que empezar en las etapas de iniciación”, afirmaron.

El laberinto de neuronas espejo fue la propuesta más llamativa

“El laberinto de los espejos ha sido lo mejor”, respondieron al unísono Ricardo y Álvaro, ambos de 9 años y estudiantes de 3º de Primaria en el colegio la Neja. “Es una idea fenomenal, porque aprendes al tiempo que practicas”, aseveró Ricardo, impaciente por lanzar al aire el cohete de agua que acaba de confeccionar.

Pero no todo fueron parabienes. Algunos estudiantes, sobre todo los mayores, expresaron reparos. “Le falta más interactividad. Pero está bien, ya que nos explican los experimentos sin el tradicional lenguaje técnico”, explicó Carlos (17 años) estudiante de la Escuela de Idiomas.

El encuentro con la cara divertida de la ciencia sigue hoy, con la participación del Hombre negro, director del bloque de ciencia del programa El Hormiguero, con dos experimentos: El monstruo de espuma y La sonda espacial.