Los recortes en Sanidad amenazan a los enfermos de sida

Entidades de lucha contra la enfermedad denuncian el retroceso que supone el tijeretazo

Miembros de la Coordinadora de la lucha contra el Sida de la Comunidad Valenciana (Calcsicova) han denunciado que los ajustes presupuestarios pueden "condenar a muerte" a muchos afectados y llevar "al traste" la prevención de una enfermedad que crece "de forma alarmante" entre jóvenes de 14 a 21 años.

Una veintena de miembros de Calcsicva, entidad que reúne a diez entidades de lucha contra el Sida, se ha concentrado el miércoles frente a la sede de la Consejeria de Sanidad, donde, vestidos de negro, han realizado un acto simbólico de la muerte del Sida.

Durante el acto, los concentrados han colocado en el suelo un lazo negro con velas y unos claveles, y han leído un manifiesto que posteriormente han registrado en la consejería para que sea entregado a su titular, Luis Rosado.

La Consejería de Sanidad ha evitado comentar las reclamaciones de los concentrados.

El presidente de Calcsicova, Carlos Gómez, ha asegurado que los recortes presupuestarios, del 50%, suponen a su juicio un "retroceso histórico" en la lucha contra el sida.

Calcsicova reclama a la Generalitat que se haga efectivo el pago de las deudas que tiene adquiridas con las entidades de VIH y Sida correspondientes a las subvenciones, convenios y contratos de los años 2010 y 2011, y que en 2012 y 2013 se mantenga la misma dotación presupuestaria.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En este ultimo aspecto, señala que en los últimos tres años ha habido recortes de hasta 100% en algunos programas, que han llegado a desaparecer.

Además, solicita a la Generalitat que se busque una fórmula estable de financiación para las entidades y que el Plan del Sida autonómico vuelva a sacar la orden de subvenciones.

"En la Comunidad Valenciana la situación es bastante caótica y el Plan de Sida autonómico no saca orden de subvenciones desde hace tres años, solo hace contratos directos", ha señalado Gómez.

Según el presidente de Calcsicova, esta situación retrotrae a la Comunidad Valenciana "a un montón de años atrás, a los principios, en un momento en el que la incidencia de nuevos casos de VIH está creciendo de forma alarmante entre la población joven de entre 14 y 21 años".

La situación en la que quedan muchos inmigrantes que no podrán recibir atención sanitaria o deberán pagar la medicación "les condena a muerte. Nos parece lo más sangrante, es un retraso en los derechos y una condena a muerte", ha denunciado.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS