Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Mossos detienen a seis personas más por los altercados del 29-M

La policía analiza imágenes y pruebas recogidas durante la huelga

Los Mossos d'Esquadra han detenido este jueves a seis personas más presuntamente relacionadas con los altercados ocurridos durante la huelga general del 29 de marzo. Cuatro de estas detenciones se han efectuado en Barcelona y dos en Tarragona. Fuentes policiales sostienen que la investigación continuará, por lo que puede haber más detenciones relacionadas con los incidentes registrados en estas dos ciudades. Durante el operativo policial se han analizado imágenes y pruebas recolectadas en la jornada de huelga general.

Cuatro de las personas detenidas están relacionadas con los destrozos producidos en la cafetería Starbucks de la Ronda de San Pedro de la capital catalana, donde llegó a arder parte del local tras lanzar a la calle alimentos y mobiliario. También por los altercados producidos en un centro comercial de la plaza Cataluña, además de ataques a diversas entidades bancarias. Según la información facilitada por los Mossos, estas tres personas son: Carlos F. H., de 24 años y nacionalidad española, quien habría participado activamente en el incendio de la cafetería Starbucks. Se le imputan, entre otros, los delitos de desorden público y daños. Acumula diversos antecedentes contra el orden público, atentado a la autoridad, ocupación de inmuebles y delitos contra el patrimonio. La segunda detenida, Laura M.C., tiene 21 años y es de nacionalidad española. También habría intervenido en los altercados de la misma cafetería y no tiene antecedentes. El tercer implicado, Pedro Pablo Alejandro M.R., tiene 28 años y es de nacionalidad colombiana. Habría causado daños en comercios y entidades bancarias. Acumula numerosas denuncias por faltas contra el orden público, contra las personas, delitos contra el patrimonio, ocupación de bienes inmuebles y amenazas. Por último, el cuarto detenido por los incidentes de Barcelona es Enrique C.A., de 25 años y nacionalidad española. Se le imputan los delitos de incendio, coacciones y desórdenes públicos. También acumula antecedentes contra la intimidad, imagen e inviolabilidad de domicilio, entrada en vivienda ajena, atentado contra los agentes de la autoridad, amenazas y tenencia de armas, municiones o explosivos. Según informa la policía, los daños ocasionados en la cafetería de Ronda de San Pedro ascienden a 72.000 euros, mientras que los daños ocasionados en un centro comercial suben a los 43.000. Estos cuatro detenidos pasarán a disposición judicial en los próximos días.

Por otro lado, en relación a los dos detenidos este jueves en Tarragona, los Mossos los relacionan con actos vandálicos producidos en el Campus Cataluña de la Universitat Rovira i Virgili, así como en la sede del Partido Popular. Se trata de Robert M.M, de 18 años y nacionalidad española. Habría dado golpes a máquinas expendedoras en la URV y lanzado piedras contra la sede del PP. La policía lo relaciona con un grupo de violentos que agredió a un Mosso d'Esquadra y señala su participación en desórdenes públicos, volcando contenedores, haciendo pintadas y lanzando objetos contra los agentes. No tiene antecedentes y se le imputan los delitos de daños, desorden público y coacciones. El último detenido, por el momento, en Tarragona es Josep Maria M.C., de 28 años y nacionalidad española. Al parecer, podría haber lanzado objetos contra comercios, participado en altercados ante la sede del PP y producido daños en varios campus de la URV. Tiene un antecedente. Los dos detenidos en Tarragona pasarán mañana a disposición judicial. El Ayuntamiento de la ciudad valora en 51.000 euros los daños producidos por los desórdenes públicos durante toda la jornada de huelga, de los cuales 37.000 corresponden a contenedores quemados. La sociedad que gestiona el aparcamiento de la URV eleva a 8.645 euros los daños causados en el interior de este emplazamiento.

Tras los incidentes de la huelga general, que se saldaron con 79 detenidos, tres de los cuales siguen en prisión- y más de un centenar de heridos, el consejero de Interior, Felip Puig, advirtió sobre la extensión de las "guerrillas urbanas" y anunció que los Mossos podrían llevar a cabo nuevas detenciones a partir de las imágenes obtenidas por la Unidad central de Información en orden público.