Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urdangarin pagó un todoterreno al ex ‘número dos’ de ESADE

Marcel Planellas sitúa al duque de Palma en Nóos hasta finales de 2006

La Fundación ESADE pagó 20.000 euros al instituto del yerno del Rey

Marcel Planellas, exsecretario general de Esade.
Marcel Planellas, exsecretario general de Esade.

El exsecretario general de ESADE Marcel Planellas sigue engordando la cifra de lo que ganó por sus labores de asesoramiento para el Instituto Noós, entidad sobre la que giró una presunta trama de corrupción en la que está imputado Iñaki Urdangarin, yerno del Rey. Planellas admitió ayer en sede judicial que utilizó un todoterreno durante tres años, pagado por la empresa Aizoon, propiedad de Urdangarin y la Infanta Cristina, y que forma parte del entramado de compañías implicadas en el caso de malversación de fondo. El precio del todoterreno de la marca Volvo, que disfrutaba en régimen de renting, no ha trascendido.

El ex número dos de ESADE indicó que el todoterreno Volvo XC90 que usó entre 2006 y 2008 formaba parte de sus honorarios, según fuentes judiciales. Aunque matizó que tampoco lo condujo con mucha frecuencia. Planellas se mostró nervioso y titubeante ante la pregunta e inicialmente aseguró que el coche lo pagaba Nóos, según varias fuentes. Al consultar sus documentos, constató que corría a cargo de Aizoon.

El profesor también vinculó ayer a Urdangarin con el Instituto Nóos a finales de 2006. La revelación compromete al yerno del Rey, que oficialmente se desvinculó de la entidad en marzo de ese mismo año, cuando don Juan Carlos le exigió que dejase de hacer negocios con Administraciones públicas. Preguntado al respecto, Planellas explicó que Urdangarin participó en la edición de octubre de 2006 del Valencia Summit, según fuentes de la escuela de negocios. También admitió que participó en proyectos para el BBVA con Javier Ayuso, actual jefe de comunicación de la Casa Real.

La trama de corrupción ha salpicado a Planellas, que cobró como asesor para el instituto 128.000 euros en tres años, a pesar de que nunca ha sido imputado

La trama de corrupción ha salpicado a Planellas, que cobró como asesor para el instituto 128.000 euros en tres años (2004 y 2007), a pesar de que nunca ha sido imputado. El exsecretario general de ESADE desempeñó labores de consultoría para los eventos de Forum Illes Balears y Valencia Summit. A principios de marzo, Planellas se vio obligado a dimitir por la presión de las informaciones publicadas sobre las abultadas facturas que giró a las empresas del duque. Planellas continúa como profesor titular de ESADE.

El exsecretario general, además, desempeñó un papel central entre las personas y empresas que ofrecían servicios a Urdangarin y a su socio Diego Torres, también imputado en la trama. Era “uno de los proveedores más importantes” de Nóos por su volumen de facturación, según un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal del Cuerpo Nacional de Policía. El documento pone de relieve también la relación entre la escuela de negocios ESADE y Nóos, que a través de su fundación hizo varias aportaciones a la entidad por valor de 20.000 euros en 2004.

La declaración de ayer del profesor de la escuela de negocios se enmarca en una tanda de testimonios que el juez José Castro y el fiscal anticorrupción Pedro Horrach están escuchando en la Ciudad de la Justicia de L’Hospitalet de Llobregat. Ambos se han desplazado desde Palma de Mallorca para recibir a más de 40 testigos. Planellas inicialmente no debía prestar declaración, pero su nombre formaba parte de la lista de citados que publicaron algunos medios.

Extrañado, el exsecretario general acudió ayer a primera hora a los juzgados, a pesar de no haber sido llamado oficialmente. Después de comunicarle que no debía declarar, a no ser que algún abogado lo solicitase, se marchó. Pero en el transcurso de la mañana, algunos letrados, entre ellos el abogado de Diego Torres, Manuel González Peeters, pidieron que compareciese. A las 13.30, flanqueado por una persona del gabinete de prensa de ESADE, entró en la sala 221 y declaró durante una hora, aproximadamente.

También pasaron por la sala varios proveedores de Nóos, que dieron explicaciones sobre sus facturas. Las comparecencias se alargarán previsiblemente hasta mañana, cuando está citada como testigo la exconsejera de Salud Marina Geli. Su departamento firmó un convenio con algunas irregularidades en 2005 por más de 34.000 euros.