La corrupción importa a los que más tienen

El 44% de los que viven con más de 2.000 euros al mes percibe la mala gestión como problema principal.

Las preocupaciones de los valencianos cambian según el salario. En una encuesta realizada por la Universidad Internacional de Valencia (VIU) la corrupción o la mala gestión está dentro de los tres problemas principales en las viviendas cuya renta se sitúa entre los 2.000 y los 3.000 euros. Al menos, para el 46,3 por ciento. Una cifra que desciende hasta menos del 30 por ciento - un 29,2 exactamente- en cuanto los salarios están por debajo de los 1.000 euros.En la franja de los que ganan entre 1.000 y 2.000 euros o más de 3.000, el porcentaje que lo emplaza entre estos inconvenientes es de un 34,6% y un 44,3% respectivamente. La muestra, de más de 1.200 personas de la Comunidad Valenciana, se realizó por teléfono durante la segunda quincena de febrero.

El paro, no obstante, es el dato que se impone a los demás. El problema del empleo roza el 70 por ciento de las opciones destacadas por los encuestados. La indicada corrupción y la sanidad, con un 27,2 por ciento, son las siguientes en este podio de inquietudes. La educación, por su parte, preocupa más a los que sobrepasan el umbral de los 3.000 euros (en un 33,2 por ciento) que a los que no llegan a los 1.000 euros (18,6 por ciento). Al contrario que la sanidad, que se impone en los estratos más bajos: un 30 por ciento frente al 26,5 según estos ingresos. Por último, seis de cada 10 valencianos cree necesarios los recortes ante la crisis económica y la lucha contra el déficit.

El paro sigue siendo         el mayor problema      para los ciudadanos

Por orden de provincias, Castellón es la más preocupada por el paro (74,7 por ciento), antes que Valencia (71,5 por ciento) y Alicante (66 por ciento). Algo que no pasa con la gestión política, donde Valencia se lleva el 36,2 por ciento y Alicante- en última posición- el 32,9 por ciento.

A menos dinero, más optimismo

En unos valores del cero al 10, los más desfavorecidos puntúan con un 3,65 la situación de la Comunidad Valenciana. Los que superan los 3.000 euros les rebajan hasta un 6,27. Estas calificaciones chocan con la opinión sobre la defensa de vivir en esta comunidad frente a otras: un 22,4 por ciento considera que está mejor que en otros lugares; un 16,5 que está peor y a un 43,2 por ciento le da igual. Aun así, el 42,4 por ciento de valencianos esgrime que la calidad de vida aquí es muy buena (7,1 por ciento) o buena (35,3 por ciento).

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Estos datos de la Generalitat apenas contrastan con la encuesta de finales del año pasado llevada a cabo por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). En ella, el desempleo- con un 84,1 por ciento-, los problemas económicos (46,7 por ciento- y la clase política, con un 22,1 por ciento, eran los malestares generales de la población. En aquel estudio, la mala imagen de los políticos encadenaba 11 años seguidos de mala prensa.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS