Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juzgado de Reus investiga a dos ex altos cargos de Innova por corrupción

El exregidor de Urbanismo de Reus y el expresidente de Tecnoparc facturaron 132.000 euros

Fachada del edificio Tecnoparc, en Reus.
Fachada del edificio Tecnoparc, en Reus.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Reus (Baix Camp) abrirá una investigación contra dos ex altos cargos de Innova por facturar a una empresa municipal, tras haber admitido a trámite la demanda que el grupo municipal Ara Reus, en la oposición, presentó en febrero. Los demandantes denunciaron al exedil de Urbanismo Jordi Bergadà y al expresidente de Tecnoparc Àngel Cunillera como presuntos autores de delitos societarios, de falsedad documental y contra la Administración pública porque habían facturado servicios profesionales a la empresa mixta Tecnoparc (un parque tecnológico) cuando formaban parte de su Consejo de Administración.

El importe de las facturas cobradas por Cunillera y Bergadà, tal como ellos mismos han admitido, asciende a unos 132.000 euros. En el caso del expresidente de Tecnoparc, entre 2008 y 2009 obtuvo 93.344 euros. Bergadà, exregidor de Urbanismo, que pertenecía a ERC, facturó 38.950 euros en concepto de honorarios profesionales. Ara Reus interpuso la denuncia tras solicitar un informe jurídico del Ayuntamiento y acusa al alcalde, Carles Pellicer, de intentar ocultarlo. “Será una andadura judicial larga y compleja. Veremos desfilar por los juzgados a muchas personas”, ha vaticinado Josep Maria Pujol, portavoz de Ara Reus.

La demanda la presentó en febrero el grupo municipal Ara Reus

Todas las presuntas irregularidades se cometieron durante los mandatos del exalcalde Lluís Miquel Pérez (PSC) y cuando el actual presidente del Instituto Catalán de la Salud (ICS), Josep Prat, dirigía Innova. Ara Reus solicitará que Pérez acuda a declarar y ampliará la demanda a otros dos exregidores, Eduard Ortiz (PSC) y José Magrazó (PSC), quienes también cobraron a través de empresas del Consistorio. “El exalcalde ha dejado entrever que fue una práctica habitual”,  ha recordado este jueves Pujol.

El escándalo se destapó en enero tras la dimisión de Prat, auténtico cerebro de Innova, y afecta a la mayoría de los partidos. La CUP denunció al presidente del ICS por los cargos en empresas públicas y privadas del sector sanitario que acumulaba. Ahora, la Fiscalía de Tarragona está investigando a Prat. Además, Josep Jofré, regidor de CiU y vicepresidente de Innova, es decir, mano derecha de Prat, cesó porque una de sus empresas familiares vende medicamentos desde 2001 al hospital de Sant Joan. El PP destituyó a uno de sus asesores, Juan Gallardo, por conseguir contratos de Innova de 18.000 euros anuales para sus empresas privadas. Según trascendió, Gallardo y otro dirigente del PP, Miquel Àngel López Mallol, también cobraron entre 1999 y 2004 un sobresueldo de 600 euros mensuales por orden del exalcalde.