Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía revela la estrecha relación de Gürtel con la cúpula de Camps

Ricardo Costa se convirtió en el hombre de referencia para la trama en Valencia

Vicente Rambla, Francisco Camps y, tras ellos, Ricardo Costa.
Vicente Rambla, Francisco Camps y, tras ellos, Ricardo Costa.

El último informe policial entregado al juez José Ceres, que investiga la causa de financiación ilegal del PP valenciano, dedica un amplio apartado a constatar la muy estrecha relación que mantuvieron durante años los cabecillas de la trama Gürtel con las cúpulas del expresidente Francisco Camps tanto en su Gobierno como en el partido. Desde ese entorno se gestionaba el pago por actos de partido y electorales a empresas de la red, que en ocasiones abonaban de forma irregular empresas constructoras.

Según el informe, el diputado y exsecretario general del PPCV Ricardo Costa era el encargado de que las empresas de la trama cobraran sus deudas por actos del partido. Y Vicente Rambla, diputado, exvicepresidente de Camps y coordinador de las campañas de 2007 y 2008, de la deuda contraída por la trama por actos electorales, siempre según el informe. En ambos casos parte de los pagos se habrían realizado en “A o Alicante”, es decir, con factura, y parte en “B o Barcelona”, esto es, con dinero negro.

El análisis de la agenda de Pablo Crespo, lugarteniente de Francisco Correa, revela que la confianza era tal que la trama y la cúpula de Camps trataron la creación de una formación, el Partido Social Demócrata, para restar votos al PSPV-PSOE. Las anotaciones de Crespo son elocuentes: “Nuevo partido político. Con gente del PSOE de buen cartel. Es un montaje de ellos. Necesitan ayuda económica. Ricardo protesta”.

La red trató con el PP

crear un partido para restarle

votos al PSPV-PSOE

Ricardo es, según la policía, Costa. Y junto a la palabra “reunión” en la que se discutiría la cuestión, el número dos de la trama Gürtel apuntó una serie de nombres: “Ana, Víctor, Rambla, Ricardo y Presi”. Aparte de que este último término pudiera hacer referencia al entonces presidente Camps, el resto de nombres coinciden con personas que formaban parte en ese momento de su círculo de confianza.

Notas de Crespo

Tomando posiciones. “Álvaro [Pérez, El Bigotes] se quiere situar. Con Víctor [que sería Víctor Campos, entonces vicepresidente de la Generalitat] está imponente”.

Satisfacción por el trabajo. “Muchos actos. Todo va de puta de madre”.

Confianza en Costa. “Implicar a Ricardo. Que vea que esto es un poco suyo”. La policía cree que Crespo se refiere a la “consecución de trabajos para Orange Market”.

Problemas a la vista. “Víctor [Campos] lo tranquiliza [a Costa] con lo del Papa”.

El amigo en Canal 9. “Pedro [que sería Pedro García, entonces director de Ràdio Televisió Valenciana] se preocupa todos los días. Habla con Víctor, con Juan”.

Abriendo el negocio. “Pedro [García] ha organizado una cena con Terra Natura. Van a cenar con el presidente del Valencia”.

La documentación intervenida a la trama indica que Costa era la persona de referencia para la trama. En un archivo sobre actos con alcaldes apuntan lo siguiente. “Filiberto dice que Ricardo se hace cargo”. Por el municipio al que está asociado, señala el informe de la UDEF, “se infiere que se trata de Filiberto Tortosa”, teniente de alcalde de Ontinyent. El archivo incluye numerosos casos similares: “Alfredo Castelló dice que paga Ricardo”, en referencia, según la policía, al alcalde de Sagunto.

La trama Gürtel, que en Valencia dirigía Álvaro Pérez El Bigotes, tenía mucho interés en la política valenciana. Antes de las elecciones de 2007, Crespo auguraba los puestos que podían acabar teniendo en el Consell Víctor Campos, Alicia de Miguel, Rambla o Ricardo Costa. “Vice o Economía”, auguró el miembro de la trama respecto a este último. Pero Costa nunca llegó a formar parte del Gobierno. Y quizá por ello, El Bigotes le contaba a Crespo en una conversación intervenida que Costa estaba “muy cabreado, muy dolido con el curita [como la red apodaba a Camps] por muchas cosas”. “Lógico, lógico”, respondía Crespo.