Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bilbao desoye a quienes exigen responsabilidades antes de investigar

La izquierda ‘abertzale’ exige ya la dimisión del consejero de Interior

Miembros de la cuadrilla de Iñigo Cabaca junto a la iglesia donde se celebró el funeral.
Miembros de la cuadrilla de Iñigo Cabaca junto a la iglesia donde se celebró el funeral.

Primero esclarecer y luego, en consecuencia, adoptar las medidas que procedan, y no a la inversa. El Ayuntamiento de Bilbao aprobó ayer con el apoyo de todos los partidos, —PNV, PSE y PP— a excepción de Bildu, una declaración en la que “lamenta” la muerte del joven Íñigo Cabacas, de 28 años, y pide que se esclarezcan “plenamente” los hechos que provocaron su fallecimiento, para después tomar las decisiones que procedan, tanto políticas en el Gobierno vasco, como disciplinarias, en el seno del cuerpo policial.

El acuerdo adoptado desoye las propuestas de Bildu que, después de calificar de “asesinato” la muerte del joven, exige la “depuración de responsabilidades al máximo nivel”, como la dimisión del consejero de Interior, Rodolfo Ares.

En la declaración, leída por el alcalde, Iñaki Azkuna, el Ayuntamiento se solidariza con el dolor de la familia y de los amigos de Cabacas, y solicita al departamento de Interior, a la Ertzaintza y a la administración de Justicia “que esclarezcan plenamente los hechos” que provocaron el fallecimiento del seguidor rojiblanco y después que “adopten las medidas oportunas”.

Además, desde el consistorio se traslada a toda la afición y masa social del Athletic su apoyo y consternación por este suceso. Tras recordar que se trata de una afición ejemplar y pacífica el Ayuntamiento reitera también la necesidad de “profundizar en la convivencia y pide que se elimine cualquier germen de violencia en torno al fútbol, el deporte o cualquier otro acontecimiento social”. Azkuna anunció que la bandera de Bilbao ondeará a media asta durante 24 horas.

La concejala de Bildu, Helena Gartzia, explicó su rechazo a la declaración de la Junta de Portavoces porque omite que la causa de la muerte ha sido un pelotazo de la Ertzaintza, y porque antepone la investigación a la exigencia de responsabilidades “al máximo nivel”. Gartzia aseguró que no iba a secundar la declaración del Ayuntamiento, antes de que se celebrara la reunión municipal.

La Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Basauri con el mismo apoyo político que en Bilbao, exigió la “inmediata y total aclaración” y la “depuración de responsabilidades que pudiera haber” por la muerte del joven de esta localidad.

A Aralar de Bizkaia tampoco le pareció lo suficientemente contundente la postura de los grupos municipales de PNV, PP y PSE, ni en Bilbao ni en Basauri, y criticó en una nota que el de Bilbao “ha actuado con una tibieza inadmisible por negarse a convocar una concentración como hacen en otras ocasiones” Para esta formación se trata de una actuación con la que “demuestran que existen ciudadanos de primera y de segunda”.

El resto de los partidos y asociaciones pidieron la despolitización de este asunto. El presidente del PP, Antonio Basagoiti descalificó el papel que están adoptando los herederos de Batasuna, porque todo lo que “tocan lo acaban contaminando, ya que a sus dirigentes políticos nunca les ha parecido mal la muerte de ningún ertzaina ni de ninguna persona”, dijo.

Basagoiti se sumó a las demandas para “llegar hasta las últimas consecuencias” y depurar “todas las responsabilidades”, una vez concluya la investigación policial y la judicial. En su opinión es “inaceptable que muera una persona por un pelotazo, en pleno 2012”.

Basagoiti aprovechó la coyuntura para pedir que no se utilice este caso específico para criticar la actuación de la Ertzaintza en general.

Ezker Batua Berdeak (EB) pidió directamente la eliminación del uso de pelotas de goma por parte de los agentes antidisturbios y lamentó que Euskadi no haya adoptado las recomendaciones de la UE en este sentido. Para la formación de izquierdas, el fallecimiento de Cabaca requiere de “una investigación veraz, en la que la sociedad demanda tener la seguridad de que se adoptarán las medidas necesarias para que estos hechos no vuelvan a repetirse”.

Para EB sí existe una responsabilidad política en la muerte de Cabacas porque el departamento de Interior, pese a la recomendación de la UE de poner fin a esas armas, “no atendió a ese ruego”.

En similares términos se pronunciaron los responsables de Ezker Anitza-IU para quienes existe “una responsabilidad política clara” en el caso del consejero del Interior y exigió que sea asumida “a su más alto nivel y sin más dilación”.

El Consejo Vasco de la Juventud comparecerá hoy a las 11 en la entrada principal del Palacio de Justicia de la capital vizcaína, para explicar las movilizaciones que van a poner en marcha.

Equo Euskadi, el partido liderado por el donostiarra Juan López de Uralde, emplazó al lehendakari, Patxi López, a “cumplir su palabra” y aclarar “hasta el último extremo” las causas de la muerte del joven tras el partido de futbol. En un comunicado sostuvieron que se trata de “algo imprescindible en democracia”, máxime cuando la autopsia “ha apuntado ya a que fue una pelota de goma la que le mató”.

El dirigente de la izquierda abertzale, Pernando Barrena, dijo el martes que todos saben “cómo acaban este tipo de investigaciones por abusos policiales” ya que, “aunque se lograra establecer una acusación y una eventual condena, los autores acabarían indultados, e incluso condecorados”.

La coalición liderada por la izquierda abertzale, Amaiur, exigió, en línea con ese planteamiento, la dimisión de Ares como “responsable político” de lo sucedido. Esait, el colectivo de apoyo a la selección vasca, también vinculado a la izquierda abertzale abogó por abrir “un profundo debate sobre el modelo policial” de Euskadi. En una nota mostraron a la familia y amigos del fallecido su “pésame y solidaridad” y pidieron el “total esclarecimiento”.