_
_
_
_

Un 'súper' en la 'milla de oro'

Mercadona elige la zona más exclusiva de Madrid para abrir su primera tienda en el centro La empresa, que basa su éxito en la marca blanca, está más implantada en los barrios

Ana Botella charla con la cajera tras hacer la compra en el nuevo mercadona de ABC Serrano.
Ana Botella charla con la cajera tras hacer la compra en el nuevo mercadona de ABC Serrano.EFE

La apertura hoy de un supermercado en la milla de oro de Madrid, una de las zonas más exclusivas de la capital, supone un paso de gigante en la expansión de Mercadona, que nunca ha estado en un lugar tan céntrico, ni tan caro, de la ciudad. El centro comercial ABC Serrano, en la calle del mismo nombre, acoge este supermercado que se inaugura esta mañana con la visita primero de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que ha pasado a hacer la compra -en concreto, productos de belleza-, y después de Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad.

Los negocios de este centro comercial, caracterizado por tener grandes marcas, aguardaban expectantes la apertura del supermercado. Tras la crisis y las obras de la calle Serrano, muchos comercios echaron el cierre y abandonaron las instalaciones dejando más de una quincena de locales vacíos. “Ya no es un centro atractivo. El público prefiere un lugar donde haya de todo, desde un super hasta tiendas y restaurantes”, opina Marina, empleada de la zapatería Cinti.

Incluso Zara cerró. Mercadona ocupa ahora todo el espacio que dejó la tienda de Inditex en el segundo piso. “Es bueno que abran. Traerá gente. Era una pena ver tantos locales desocupados”, dice Carolina, que no quiere desvelar el nombre de la tienda en la que trabaja. Nature está situada justo al lado de la puerta del nuevo supermercado en la primera planta. “A peor no podemos ir”, asegura Carmen desde detrás del mostrador. “Este centro comercial está muerto. No entra nadie. Mi jefe ha renovado el contrato del local por la apertura de Mercadona. Es la única razón por la que hemos aguantado, por la esperanza de que venga más gente”. Este pensamiento es general, aunque tiene sus detractores.

El local de 2.500 metros cuadrados repartidos en dos plantas, según informa la web del centro comercial, no agrada a todos los comercios. Carolina manifiesta su descontento por la elección de un negocio de alimentación cuya estrategia es ofrecer marcas propias a precios bajos. “Se ha perdido la esencia del centro. Hace 15 años era un bombón. Hoy por hoy las buenas marcas se han ido y los pasillos están vacíos”, dice con cierta nostalgia. Su preocupación principal es que los locales vacantes los ocupen tiendas de bajo standing. “A ver lo que nos traen… pero la necesidad es la necesidad”, sentencia. Mayte Guerra, de la joyería Teresa Aldama, está de acuerdo con ella. “Preferiría que hubieran elegido una tienda Gourmet”, asevera.

Vanessa Gotuzzo regenta el negocio que está junto a la puerta de la primera planta. Como Natura, se declara contenta. “La gente irá a la compra y se detendrá en nuestros comercios. Alguna golosina se llevarán antes o después”, explica llena de positivismo. El ABC Serrano asegura que el supermercado atraerá unas 4.500 personas diarias. “Esa afluencia es lo que puede salvar este centro comercial”, pronuncia Gotuzzo.

Dos señoras mayores charlan sentadas en uno de los sofás del centro de ocio. “¿Cuándo abren el supermercado?”, le pregunta una a la otra. “Mañana, te dije que mañana [por hoy]”, le contesta la otra reprobándole que no lo sepa. A continuación declaran: “Estamos encantadas”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Las opiniones son variadas. Una clienta se para frente a la tienda de Bimba y Lola y mira un bolso que cuesta más de 150 euros. El supermercado no le gusta nada y se gira a observar como dan los últimos retoques. “No pega. Este es un centro exclusivo y se va a perder. Es una pena”. “Lo cierto es que algunas clientas hasta se santiguan ante la apertura de Mercadona. Otras están encantadas”, comenta Carmen, la empleada de Natura.

Mercadona se mantuvo en 2011 como la enseña más barata en la cesta de alimentación, seguida de Carrefour, Alcampo y Maxi-Dia, según el Observatorio de Precios del Comercio Minorista. Mientras, el Corte Inglés, que tiene un centro a pocos metros del ABC Serrano, sigue siendo el grupo con los precios más altos. Mercadona, gracias a marcas tan exitosas como Hacendado y Deliplus, se ha convertido en un imperio. En 2010 superó por primera vez en beneficios a El Corte Inglés. Este año todavía no se sabe si volverá a hacerlo, puesto que su rival no presenta los resultados anuales hasta agosto. Marina, de la zapatería Cinti, lo tiene claro: “Es el único supermercado asequible en todo el barrio y todos comemos. Si podemos hacerlo por un precio más bajo mejor que mejor”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_