Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Barberá, responsable de Emarsa?

El PSPV da 10 razones para vincular a la alcaldesa de Valencia con el saqueo

El PSPV ha elaborado un decálogo para explicar porqué la alcaldesa de Valencia es la responsable política del saqueo de Emarsa. Según este argumentario, Rita Barberá no puede llamarse a andana en el escándalo de la estación depuradora de la ciudad y otros 16 municipios porque, entre otras razones, ya era la alcaldesa de Valencia cuando se construyó la misma. Controlaba el 48% de los votos de la Junta general de la empresa pública a través de una concejal delegada que se sentaba en el Consejo de Administración de Emarsa, en el que el PP ocupaba 14 de los 18 puestos, haciendo posible la elección de Enrique Crespo como presidente gracias a la mayoría de los populares en la entidad metropolitana. Los socialistas responsabilizan directamente a Barberá de que el exalcalde de Manises, y no otro, fuera el presidente de Emarsa.

El PSPV recuerda que en el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Valencia figuran dos concejales, Silvestre Senent y Juan Vicente Jurado, que presidieron la depuradora. También acusa a la alcaldesa de nombrar a Esteban Cuesta gerente de Emarsa, pese a no tener otra experiencia que la de ser alcalde pedáneo de Benimàmet-Beniferri. En opinión del concejal socialista Pedro Sánchez, Barberá nombró a Sebastián García jefe de informática y proveedor de la depuradora. García representaba al PP en la Junta Municipal de Trànsits. Del mismo modo, altos dirigentes de la empresa pública como Ignacio Martínez y Santos Peral ostentan cargos del PP en Valencia. Y, por último, el PSPV echa en falta que Barberá nunca haya criticado la gestión llevada a cabo por sus concejales o la gente que ella nombró en la depuradora. La conclusión de este argumentario es que la alcaldesa debe comparecer en la comisión que investigará en las Cortes Valencianas el escándalo de Emarsa.

El decálogo ha sido calificado por Miquel Domínguez, concejal de Relaciones con los medios de comunicación de “simple panfleto repleto de difamaciones para difundir una enorme mentira”.

 

Más información