Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La furgoneta eléctrica E-Vito refleja el empuje tecnológico de las firmas vascas

El proyecto del Ejecutivo Etorgai destina 13 millones para desarrollar el vehículo

Patxi López, en el centro, junto al máximo responsable de Mercedes Vitoria, Emilio Titos.
Patxi López, en el centro, junto al máximo responsable de Mercedes Vitoria, Emilio Titos.

El proyecto del Gobierno vasco Etorgai de apoyo a la innovación empresarial ha movilizado 13,5 millones de euros —9,5 de diez empresas vascas y el resto del Ejecutivo— para crear la furgoneta eléctrica de Mercedes E-Vito, presentada ayer oficialmente por el lehendakari, Patxi López, en el Parque Tecnológico de Miñano (Álava). Al acto también acudieron el consejero de Industria, Bernabé Unda, el diputado general de Álava, Javier de Andrés, y el delegado del Gobierno en Euskadi, Carlos Urquijo.

El vehículo, en el mercado desde el pasado febrero, cuenta con una batería de 550 kilos y un motor eléctrico fruto “de miles de horas de trabajo” para encajar los componentes desarrollados por las mencionadas firmas vascas, explicó el director general de Mercedes en Vitoria, Emilio Titos.

La propia Mercedes, empresa tractora del proyecto, ha tenido que introducir cambios en el proceso de fabricación para integrar la furgoneta en su línea productiva. “El resultado es un vehículo funcional, sostenible, de consumo reducido, pero todavía con un coste de producción alto”, precisó Titos, quien, a continuación, reconoció que, a día de hoy, “no es rentable”. “Si yo fuera un conductor particular que busca cambiar de coche, no la compraría porque es cara. Necesita más apoyo público”, aseguró.

En cualquier caso, indicó Titos, la experiencia ha servido para certificar que tanto Mercedes como el resto de firmas vascas que han participado en el proyecto están preparadas tecnológicamente y que el desarrollo del vehículo eléctrico es posible. “La expansión dependerá de la demanda de clientes”, subrayó.

Mientras, López destacó “la importancia” de la colaboración público-privada y del I+D para el desarrollo de un país. “Las empresas que más aplican la innovación y las que se internacionalizan son las que crecen”, dijo. Además de Mercedes, las firmas que han hecho posible el desarrollo de la E-Vito son CIE Automotive e Inyectametal, Cikautxo, GKN Driveline, Maser, Estampaciones Vizcaya, Inauxa, P4Q Electronics y GAT Staf.

El lehendakari se refirió al nuevo Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación, aprobado el pasado diciembre y que prevé movilizar 8.946 millones de euros hasta 2015. El objetivo es alcanzar el 3% del PIB vasco en gasto dedicado a I+D en Euskadi, detalló López. “Este año hemos superado por primera vez la barrera del 2% y hemos igualado la media de la UE”, resaltó.

A juicio del lehendakari, el reto solo será posible “si las empresas vascas se implican” y se consigue que “cada euro público invertido movilice otros dos privados”. “El Gobierno vasco va a seguir apostando por estos proyectos incluso en esta época de tan marcada restricción presupuestaria”, aseguró. Euskadi cuenta “con una industria innovadora que está en la vanguardia internacional”, zanjó López.