Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco jueces de refuerzo ante la falta de nuevos juzgados

“La justicia ha vivido en un escenario de mínimos desde siempre”, asegura Pilar de la Oliva

La presidenta del TSJCV, Pilar de la Oliva, con los nuevos jueces.
La presidenta del TSJCV, Pilar de la Oliva, con los nuevos jueces.

Seis hombres y 11 mujeres juraron ayer sus cargos en la sede del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunidad Valenciana. 17 nuevos jueces, de la promoción número 62 de la Escuela Judicial, que vienen a paliar la saturación de la justicia valenciana en “tiempos de escasez”, en palabras de la presidenta del TSJ, Pilar de la Oliva. Y de esos nuevos profesionales, cinco llegan como refuerzo de juzgados ya existentes ante la renuncia de la Generalitat a crear nuevas sedes judiciales.

“La justicia ha vivido en un escenario de mínimos desde siempre”, aseguró De la Oliva en presencia del consejero de Justicia y Bienestar Social, Jorge Cabré, y del presidente del TSJ de Murcia, Juan Martínez Moya. “Nos faltan medios materiales y humanos, que históricamente hemos pedido, que hoy más que nunca reivindicamos y que seguiremos reclamando”, manifestó la presidenta del TSJ.

La Generalitat renunció

en 2011 a abrir 15 nuevos

juzgados aprobados

Esta es la primera incorporación de nuevos jueces en la Comunidad Valenciana después de que hace un año la Generalitat renunciara a abrir 15 nuevos juzgados por falta de dinero, a pesar de que la justicia valenciana es una de las más saturadas. El Ministerio de Justicia ya acordó en 2010 crear esas nuevas plazas y dotarlas con juez y secretario, pero es la Generalitat la que tenía que abrir las sedes judiciales, pagar su mantenimiento y dotarlas del resto de personal. En principio, el Consell pidió al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) una prórroga de seis meses para crear las oficinas, al igual que hicieron otras tres autonomías. El plazo acababa en verano pasado y la Comunidad Valenciana fue finalmente la única que renunció a los nuevos juzgados.

La Generalitat se comprometió después a crear a lo largo de estos primeros meses de 2012 siete juzgados, entre ellos los de algunas de las plazas más saturadas, como Nules, Torrevieja o Llíria. Pero nada se sabe de ellos.

No obstante, De la Oliva pidió al CGPJ que enviara varios jueces de refuerzo. De hecho, ella es una defensora de una idea de administración de justicia que trabaja en equipo y que trasciende el modelo de oficina judicial, en la que todos los funcionarios estén al servicio de todos los jueces y varios de ellos colaboren en el mismo juzgado.

Los jueces de refuerzo apuntalarán el trabajo en dos juzgados de Primera Instancia e Instrucción de Nules (el 2 y el 3), otros dos de Llíria (el 1 y el 4) y uno de Picassent (el 1). El resto de nuevos jueces cubren vacantes existentes en Novelda, Alcoi, Vinaròs, Ontinyent, Orihuela (sede en Torrevieja), Xàtiva y La Vila Joiosa.

“Las carencias no pueden servir de coartada”, advirtió De la Oliva a los nuevos jueces, y añadió: “Ocupáis desde hoy un observatorio privilegiado; y tenéis una extraordinaria herramienta para contribuir a la mejor convivencia, al mejor desarrollo”.

Más información