Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL 'CASO CAMPEÓN'

Dorribo a Cobián: “Feijóo me dijo que va a mover la ayuda del Igape”

El organismo prestó tres millones al empresario pese a un informe en contra

La reunión con Feijóo que gestionó el exdiputado Pablo Cobián, acusado de tráfico de influencias, era importante para Dorribo y para el director del Igape, Joaquín Varela. Los investigadores hallaron una nota manuscrita del empresario imputado por corrupción (abajo) con esa cita y la de la entonces conselleira de Sanidade, Pilar Farjas, tres días antes; y una página de la agenda de Varela (arriba) en la que, junto a la fecha de la entrevista con Feijóo en San Caetano, se esquematizaba el estado de la tramitación de la subvención. Ampliar foto
La reunión con Feijóo que gestionó el exdiputado Pablo Cobián, acusado de tráfico de influencias, era importante para Dorribo y para el director del Igape, Joaquín Varela. Los investigadores hallaron una nota manuscrita del empresario imputado por corrupción (abajo) con esa cita y la de la entonces conselleira de Sanidade, Pilar Farjas, tres días antes; y una página de la agenda de Varela (arriba) en la que, junto a la fecha de la entrevista con Feijóo en San Caetano, se esquematizaba el estado de la tramitación de la subvención.

El hombre del empresario Jorge Dorribo en el PP no solo intercedía por él en la concesión de subvenciones y obras de la Xunta a cambio de supuestos pagos. El exdiputado Pablo Cobián era capaz de conseguirle a Dorribo citas con las máximas autoridades de Galicia. El 14 de octubre de 2010 el industrial lucense encausado ahora por corrupción y fraude de ayudas públicas dentro de la Operación Campeón se entrevistó con Alberto Núñez Feijóo en su despacho presidencial en el palacio compostelano de San Caetano, meses antes de que le fuera concedida a la trama una ayuda de casi cuatro millones de euros (2,9 millones de un préstamo y casi un millón a fondo perdido). El Gobierno gallego confesó el encuentro después de que lo destapara el PSOE en un debate parlamentario, aunque siempre ha sostenido que el presidente solo abordó con Dorribo los detalles de un proyecto logístico para distribuir medicamentos y que nunca se habló de la posible concesión de subvenciones. Sin embargo, los investigadores grabaron la conversación telefónica que mantuvo el empresario con Cobián al salir del despacho de Feijóo. Y su contenido no concuerda con la versión de la Xunta.

Según el pinchazo, Cobián llama a Dorribo para interesarse por el resultado de la cita que le había conseguido con el presidente. El empresario, que acababa de pedir al Igape, el instituto de crédito de la Xunta, una ayuda a fondo perdido de casi un millón de euros y aspiraba a un préstamo por 2,9 millones, le explica el contenido de su conversación con Feijóo, en la que estaba presente también el vicepresidente de Azkar, José Antonio Orozco, también imputado en la causa. A tenor de lo relatado por Dorribo cuando ignoraba que estaba siendo grabado, Feijóo sabía que iban a abordar con sus interlocutores el asunto de la subvención porque acudió con documentos.

Jorge Dorribo. Le comentamos lo del Igape. Él tenía ya una anotación, ya le habían pasado una nota que era de una parte [de la tramitación], porque tenemos presentadas dos. No tenía la segunda pero dijo: “Nada, ya la pido yo”. Ya dijo él que se iba a preocupar del tema.

Pablo Cobián. Muy bien.

“Ya le habían pasado una nota. Afirmó que se preocuparía del tema”, cuenta Dorribo

Dorribo le relata a Cobián que también han hablado con Feijóo de la plataforma logística de medicamentos que pretendían pone al servicio de los geriátricos y hospitales de la Xunta, la única parte de la conversación que ha admitido hasta ahora el presidente. Pero el empresario imputado y su hombre en el PP vuelven al asunto de la ayuda del Igape y a lo que le había dicho Feijóo al primero solo unas horas antes al respecto.

J. D. Y él dijo que ya iba a mover lo del Igape. De todas formas hay que estar encima, ¿me entiendes?, y controlar al del Igape [Joaquín Varela, director del organismo de la Xunta imputado por tráfico de influencias].

P. C. Detrás de Joaquín estoy yo. De eso no te preocupes.

Los investigadores de la Agencia Tributaria consideran que este diálogo entre Dorribo y el exdiputado “pone de manifiesto que Cobián estaría influyendo sobre el proceso de gestión y aprobación de la ayuda pública, días antes a la presentación de la solicitud” del préstamo.

Aunque Feijóo ha negado hasta ahora haber hablado de la subvención del Igape con Dorribo en su despacho, hay otras pruebas en el sumario del caso Campeón que demuestran que la cita entre el empresario acusado de corrupción y el presidente era importante también para el director del instituto de crédito de la Xunta que debía conceder la subvención. Los investigadores hallaron en una agenda de Joaquín Varela anotaciones relativas a la reunión en San Caetano. ¿Qué interés tenía Varela en la cita presidencial si en ella no se iba a hablar de ayudas públicas de su organismo sino solo de una plataforma logística de la Consellería de Sanidade?

Dorribo, que ha acusado al exministro socialista José Blanco y al exconselleiro del BNG Fernando Blanco de recibir pagos a cambio de favores, presumía entre sus compinches de tener acceso a Feijóo. Tras la concesión del préstamo de 1,9 millones el 30 de diciembre de 2010, dos meses después de su cita en San Caetano, Dorribo vivió meses de angustia por la tardanza en recibir el dinero. Asfixiado por las deudas, el empresario y sus colaboradores, siempre según los pinchazos, aumentaron la presión sobre el director del Igape para que se transfirieran los fondos. Pero las irregularidades detectadas por los técnicos dificultaban la tramitación. El 22 de febrero de 2011, desesperado, Dorribo le suelta a su colaborador Carlos Monjero: “Es vergonzoso, ¿me entiendes? Y yo esperaré, hablaré con Nuñez Feijóo, lo que sea. Yo el lunes me voy para allá. Y voy a hablar con Nuñez Feijóo”. El 18 de marzo la Xunta da luz verde a la ayuda de casi un millón de euros a fondo perdido. El pago del préstamo se aprueba cuatro días después.