Viladoms podría dejar la federación catalana de motociclismo

El juez investiga una presunta malversación de fondos públicos en Parcmotor

Àngel Viladoms anunció ayer que se presentará a la elección a la presidencia de la Federación Española de Motociclismo, lo que en caso de ganar supondrá su adiós a la federación catalana, que ahora preside. Este paso coincide con la imputación de Viladoms por el Juzgado número 5 de Igualada por los supuestos delitos de malversación y desvío de fondos públicos. Por ese motivo, la Generalitat asumió ayer la dirección del circuito Parcmotor, situado en Castellolí (Anoia).

El Ejecutivo catalán anunció ayer que gobernará directamente las inversiones públicas que ha realizado en estas instalaciones, que superan ya los 12 millones de euros y que, como avanzó ayer El Mundo, están siendo objeto de investigación por la Oficina Antifraude de Cataluña (OAC) y el juzgado de Igualada, donde Viladoms debe testificar a finales de marzo. Parcmotor, un circuito de segunda línea destinado a pruebas nacionales y a la preparación de equipos de distintas disciplinas del motor, se puso en marcha en 2009.

El secretario general de Deportes, Iván Tibau, se rodeó ayer de varios pilotos catalanes, entre ellos Toni Elías y Marc Márquez, para anunciar el control de Parcmotor, al frente del cual está Edmond Pallerola, un hombre de confianza de Tibau. La OAC está investigando los créditos y las subvenciones que el circuito ha recibido del Gobierno catalán a través del Instituto Catalán de Finanzas (ICF) y de la Secretaría General de Deportes. El juzgado de Igualada investiga a Viladoms por los supuestos delitos de malversación y desvío de fondos públicos, que se deberán corroborar en el proceso judicial.

La Generalitat

Los problemas judiciales y las dudas que tenga ahora la Generalitat sobre el proyecto económico, unidos a los problemas de viabilidad deportiva de una instalación que aún precisa importantes inversiones, han propiciado los cambios en la gestión de Parcmotor. La Generalitat asume el liderazgo de la instalación y tal vez a partir de ahora pueda realizar las mejoras comprometidas.

La salida de Viladoms hacia la Federación Española de Motociclismo le permitiría apartarse, como él indicó ayer en una rueda de prensa, de un fuego interno en la catalana que no se ha apagado desde de la celebración de las últimas elecciones, hace apenas tres meses, en las que Viladoms se impuso por un escasísimo margen de votos. El circuito de Castellolí tiene 4.144 metros de longitud, 12 de ancho y unas rectas de 600 metros. Tibau aseguró ayer que se trata de una apuesta de futuro del Gobierno catalán y estratégica para la comarca de la Anoia, maltratada por la crisis económica y con un alto índice de paro.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50