BBVA concede la dación en pago a la pareja pionera de la lucha antidesahucios

Tatyana y Anuar recibieron la ayuda del 15-M en su primer lanzamiento, en junio de 2011 La entidad les condona 269.000 euros de deuda y les pagará dos meses de alquiler en otro piso

Tatyana Roeva, que espera su segundo desahucio mañana, y otros tres activistas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Madrid.
Tatyana Roeva, que espera su segundo desahucio mañana, y otros tres activistas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Madrid. SAMUEL SÁNCHEZ

BBVA concede la dación en pago a Tatyana Roeva y Anuar Jalil, la pareja de Líbano y Bulgaria que dio el pistoletazo de salida a la lucha contra los desahucios en Madrid. La entidad también le pagará a la pareja dos meses de alquiler en otro piso de condiciones similares. El acuerdo es el resultado de una negociación que comenzó a las 14.00 de la tarde, horas antes de su desalojo, previsto para mañana por la mañana. La entidad bancaria ha ofrecido a la pareja la condonación de la deuda pendiente (269.000 euros) siempre que abandonen la vivienda pacíficamente.

El abogado de la pareja, Rafael Mayoral, ha puesto como condición que les den dos meses "para que puedan buscarse una alternativa, porque no tienen donde ir mañana", o que les permitan quedarse en la vivienda a cambio de un "alquiler social, teniendo en cuenta sus pocos ingresos". La entidad ha respondido ofreciéndose a entregarles la cantidad equivalente a dos meses de alquiler en otro piso de similares características. Tras encontrar gracias al boca a boca entre los simpatizantes que les han acompañado en las últimas horas un piso al que mudarse, la pareja ha aceptado. Entregarán a la entidad las llaves de la vivienda. Lo harán mañana en los juzgados.

La historia hipotecaria de esta pareja arranca en 2006, cuando pidieron un crédito de 250.000 euros para comprar el piso, un dúplex de 50 metros cuadrados (la distribución es muy extraña, consta de dos plantas muy pequeñas) situado en el barrio obrero de Tetuán y que se tasó en esa misma cantidad. La pareja regentaba una panadería en Leganés que tuvieron que cerrar hace unos tres años. Ya en 2008 empezaron a fallar en los pagos de las cuotas, y la entidad inició la ejecución hipotecaria; en 2009 se adjudicó el piso en subasta, aunque la pareja nunca ha abandonado la vivienda. (El BBVA asegura, sin aportar documentos que lo acredite, que en el pasado ofreció la dación en pago a la pareja en dos ocasiones, en noviembre de 2008 y enero de 2009. La pareja niega este punto).

El año pasado, la pareja recibió la citación con la fecha del lanzamiento, fijado para el 15 de junio de 2011. Fueron los primeros en Madrid que decidieron pedir ayuda para evitarlo, dando el pistoletazo de salida al movimiento contra los desahucios en Madrid (en Cataluña, la comunidad pionera, vivieron su primer caso unos meses antes, en noviembre). Sumar al drama de que te echen de casa la exposición y los nervios de contar tu caso al mundo (y a tus vecinos) no es fácil. Y menos para quien da el primer paso. Por eso, la situación de esta pareja se ha convertido en un símbolo del movimiento. Cientos de personas acudieron a aquel primer desahucio, que se frenó (y acabó con el portavoz de Izquierda Unida, Cayo Lara, siendo increpado por parte de los indignados presentes).

Activistas y afectados se han volcado con este caso y han convocado varias citas para hoy: una rueda de prensa, y una marcha hasta la entidad bancaria con la que la pareja firmó la hipoteca. La rueda de prensa, se ha celebrado en la azotea del edificio, en el número 14 de la calle del Naranjo. Allí, bajo el sol que no abandona el cielo de Madrid desde hace semanas, la joven Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Madrid ha hecho balance de sus ochos meses de andadura, en los que han frenado 31 desahucios (son 26 casos, y en algunos de ellos han tenido que volver varias veces para frenar nuevos lanzamientos) y han logrado que se suspendieran otros 20 “negociando con las entidades bancarias”, afirman. Además, en otros seis casos, los activistas con su presión han ayudado a que o bien las entidades o bien los servicios sociales permitan a las familias a permanecer en la vivienda afectada o en otra pagando un alquiler.

Además, ocho ayuntamientos de Madrid (Getafe, Cercedilla, Fuenlabrada, Alcalá de henares, Torrejón de Ardoz, Leganés, Parla y Pinto) han aprobado mociones instando al Gobierno a aprobar la dación en pago y a paralizar los desahucios. Algunos de éstos, como el de Parla, Leganés y Getafe, “han constituido comisiones municipales mixtas que contemplan una representación de los afectados, para buscar soluciones a los desahucios por motivos económicos”, informa la PAH.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50