Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guindos acepta el guante de Lissavetzky para un pleno sobre contaminación

El PSM denuncia que enero ha sido el peor mes en tres años y que el PP está “paralizado”

El Ayuntamiento aduce que ya ha puesto en marcha tres medidas contenidas en el proyecto

La 'boina', desde Torres Blancas. Ampliar foto
La 'boina', desde Torres Blancas.

El Partido Socialista solicitará al Partido Popular que se celebre un pleno monográfico en el Ayuntamiento de Madrid los próximos meses sobre cuestiones medioambientales, con especial énfasis en la lucha contra la contaminación. El delegado del área, Antonio de Guindos, ha asegurado no tener “ningún inconveniente”.

El portavoz socialista, Jaime Lissavetzky, ha acusado esta mañana al Gobierno municipal de parálisis por no haber puesto en marcha aún, según ha dicho, ninguna medida del Plan de Calidad del Aire.

Este paquete de iniciativas, fundamental para obtener una moratoria para el cumplimiento de la normativa de la Unión Europea, que hoy en día se viola en lo que se refiere a óxidos nitrosos, fue anunciado “con bombo y platillo”, según Lissavetzky, en diciembre, y aprobado en la pasada Junta del Gobierno local.

En opinión del portavoz socialista, la política del “ya lloverá y se resolverá” no ha servido para evitar que enero haya sido, según ha dicho, el mes de mayor contaminación en los últimos tres años.

En enero, las 24 estaciones de la red registraron una media de NO2 de 59 microgramos por metro cúbico, frente al límite anual de 40. Además, 22 de las estaciones (incluida la Casa de Campo) rebasaron esta barrera. “La boina existe, sigue siendo un problema real que no se está atajando de ninguna manera”, ha añadido Lissavetzky.

El delegado de Medio Ambiente, Movilidad y Seguridad ha explicado a los periodistas durante el pleno municipal celebrado esta mañana que, aunque el Plan de Calidad del Aire se encuentra aún en la fase de alegaciones públicas, ya se han puesto en marcha tres de las medidas que contiene: la compra de autobuses de gas natural para la Empresa Municipal de Transportes, así como de catalizadores para reducir las emisiones de estos vehículos; una línea de 344.000 euros para que 344 taxistas cambien sus coches por otros menos contaminantes; y el carril bici de O’Donell a Madrid Río, anunciado el pasado otoño y que sigue sin fecha de inicio.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información