Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Oaktree controlará el 86% de Panrico tras reestructurar su deuda

Los inversores reducen la deuda de 380 a 90 millones de euros y posponen los intereses

Panrico ha alcanzado un acuerdo con todos sus inversores para reestructurar la deuda del grupo, según ha informado en un comunicado la propia empresa. La reestructuración supone un cambio en el accionariado de la compañía, con la entrada de Oaktree Capital como accionista mayoritario, que pasa a controlar el 86% del fabricante de pan y bollería industrial. El fondo hasta ahora tenía poco más del 20% de Panrico; el resto estaba en manos de pequeños accionistas y bancos extranjeros.

Los inversores han decidido reducir la deuda de la compañía de 380 a 90 millones de euros y ampliar el periodo de vencimiento hasta 2018. Además, no se exige ninguna salida de caja en los próximos años, ya que la amortización del principal y el pago de los intereses se producirán en el momento del vencimiento.

Un tercio de los 90 millones de euros que conforman la deuda actual corresponde a crédito supersénior (expuesto a muy poco riesgo) con vencimiento en 2018, mientras que los 60 millones restantes tienen la forma de préstamos participativos de accionista, concedidos por la matriz de la compañía, y con vencimiento en 2021. La operación, según el comunicado, refuerza el balance de Panrico ya que la capitalización por parte de su matriz de préstamos de accionistas por valor de 561 millones de euros dota a la compañía de unos fondos propios de más de 100 millones de euros.

Histórica empresa de origen familiar, Panrico fue noticia la semana pasada cuando sus trabajadores votaron a favor de una rebaja salarial de hasta el 25% a cambio de mantener abierta la planta de Santa Perpètua de Mogoda (Vallès Occidental), cuyos costes salariales son el 40% más elevados que los del resto de fábricas del grupo. El conflicto generó una gran tensión entre los sindicatos CC OO y UGT. Mientras los primeros son mayoría en la fábrica y rechazaron el acuerdo, los segundos, con mayor presencia en las oficinas y la distribución, lo apoyaron.