Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberdrola hace crecer a Bilbao

La eléctrica culmina su vinculación a la capital con la inauguración de la torre que lleva su nombre. Aporta el 2% del PIB vasco y paga 550 millones en impuestos

César Pelli visitó ayer en Bilbao la Torre Iberdrola que él ha diseñado y que hoy inauguran los Reyes.
César Pelli visitó ayer en Bilbao la Torre Iberdrola que él ha diseñado y que hoy inauguran los Reyes.

La eléctrica vasca tendrá hoy su nuevo icono en Bilbao con todas las bendiciones. Lo tiene ya desde que la obra de la Torre Iberdrola alcanzó el piso 41 con sus flamantes 165 metros, rematados con un helipuerto en la cubierta, pero hoy llega la inauguración oficial por los Reyes.

Será un acto por todo lo alto con 400 invitados, la cúpula directiva de la eléctrica que dirige José Ignacio Sánchez Galán, y la presencia del arquitecto que la diseñó, César Pelli, que ayer posó y habló para algunos medios de comunicación. “Es un gran honor tener una obra en Bilbao, en Abandoibarra”, dijo junto al rascacielos.

Los Reyes inauguran la sede del primer grupo energético español

El lehendakari, Patxi López, la segunda autoridad tras los Reyes, será el notario del acto oficial que culmina la vinculación de la capital vizcaína con la eléctrica. Una vinculación que ha hecho crecer tanto a la empresa como a la provincia y que a ambas partes sigue proporcionando interesantes beneficios. Cuando ha necesitado ayuda, el PNV ha convencido a las instituciones de otros países de que se trata de una empresa con un considerable desarrollo de su responsabilidad social. Josu Jon Imaz viajó en otoño de 2006 con Galán, a Escocia, para facilitar la compra de Scottish Power. Hoy a la empresa vasca se la rifan las corporaciones públicas de medio mundo. Sólo en Bizkaia deja unos impuestos anuales superiores a 550 millones de euros, y su cadena de suministradores en el País Vasco y España es interminable.

Los datos

  • Arquitecto de la Torre Iberdrola: César Pelli.
  • Altura: 165 metros, 41 plantas, 22 elevadores, 20.000 metros cuadrados de cristal, extensión de 50.000 metros y helipuerto de 18 metros de diámetro en el tejado.
  • Inicio de las obras: 19 de marzo de 2007; final en 2011.
  • El coste de la torre asciende a 240 millones.

Pero además arrastra a las empresas vascas más internacionalizadas a sus aventuras por medio mundo, haciendo crecer también a su cadena de distribuidores. El último acuerdo ha sido con Ormazabal que suministrará por cinco millones de euros aparatos eléctricos para 144 aerogeneradores y 35 equipos de distribución primaria en Brasil, en el denominado Projeto Leilão 2010.

La torre sucede al rascacielos del BBVA como el icono de la ciudad

Después de una década de crecimiento vertiginoso, Iberdrola, que tiene una experiencia de más de 150 años, cuenta con alrededor de 33.000 empleados repartidos en más de 40 países de cuatro continentes y da servicio a 30 millones de clientes. Tras ese proceso de crecimiento e internacionalización emprendido desde 2001, Iberdrola es hoy el primer grupo energético español por capitalización, el líder mundial del sector eólico, y una de las mayores eléctricas globales por capitalización bursátil.

En las alturas de la torre se celebrarán brindis y se sucederán los discursos de agradecimiento y reconocimiento a una empresa de éxito en el mundo. Pero también estarán allí, protestando, aunque estos a cota cero, y en la calle, un buen número de asociaciones, partidos y sindicatos.

Le recordarán a la eléctrica con gritos y pancartas que no toda su energía es verde o renovable, y que en Garoña (Burgos) inyectan a la red miles de kilovatios nucleares.

Entre los manifestantes estarán afiliados y representantes de Alternatiba, Aralar, Bildu, Ezker Abertzalea y Ezker Anitza; grupos ecologistas como Ekologistak Martxan; sindicatos como ELA, LAB, CC OO, STEE-EILAS, ESK, EHNE, además del movimiento 15-M.

Denunciarán los intentos de Nuclenor, —participada por Iberdrola y Endesa— y del gobierno del PP para prolongar indefinidamente la vida de la central más allá del cierre previsto de 2013.

Iberdrola nació el 2 de noviembre de 1992 como resultado de la fusión de Hidroeléctrica Española e Iberduero. Hidroeléctrica Española, liderada por el ingeniero Juan de Urrutia en Bilbao con el nombre de Hidroeléctrica Ibérica (también conocida como Hidrola) fue fundada en 1907. Iberduero nació en 1944 de la fusión de Hidroeléctrica Ibérica (fundada en 1901) y Saltos del Duero. Otro bilbaíno tuvo un papel destacado en ese proyecto, el empresario Horacio Echevarrieta.

Un largo siglo después de los primeros chispazos de las hidroeléctricas y apenas veinte después del nacimiento de la actual Iberdrola, la torre se ha convertido en el edificio más alto de Bilbao, de Bizkaia y de Euskadi, sucediendo en este honor al entonces gran rascacielos de veinte pisos que desde 1.968 constituyó la sede central del Banco de Vizcaya —antes de fusionarse con el de Bilbao y Argentaria— en la Plaza Circular de Bilbao.

De un icono a otro icono. De una realidad a otra, pero para recordar también que nada es permanente ni nada es para siempre de un sitio. Bilbao ya no es el gran centro de decisiones del BBVA, y su edificio medio vacío, que fue en su día el reflejo del poder financiero de la capital vasca, ahora es más un recuerdo que una realidad. Lo que sí es real para Pelli es el nuevo Bilbao: “Es un modelo de transformación en el mundo global y postindustrial”, dijo ayer el arquitecto.