ÁLAVA

Maroto traslada a Soria su enfado por la decisión de prorrogar Garoña

El alcalde de Vitoria afea al ministro que utilizase el congreso del PP para comunicar su intención

“Mal”. Claro y preciso, el alcalde de Vitoria, Javier Maroto, ha respondido así esta mañana a quienes le cuestionaban sobre las palabras del ministro de Industria, José Manuel Soria, quien anteayer confirmó la intención del Gobierno de ampliar la vida útil de la central nuclear de Garoña (Burgos), un día después de que el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) hiciese público un informe con el que no ve inconvenientes para ampliar su actividad.

“Mi postura es la misma”, ha recalcado a los medios de comunicación el regidor vitoriano. Ya en diciembre, cuando el Gobierno central planteó la posibilidad de extender la actividad de la nuclear hasta 2019, Maroto fue el más contundente de los dirigentes del PP vasco a la hora de desmarcarse de la propuesta. El Ejecutivo de Zapatero había fijado como fecha límite para su vida operativa el año 2013.

El alcalde ha ido más allá y ha afeado que “el ministro utilizase el congreso” del PP en Sevilla para tratar esta cuestión y ha añadido que su opinión contraria a la ampliación de la vida útil de la central, cuyo reactor es similar al de la central japonesa de Fukushima, la “conoce personalmente" Soria de su boca.

Un informe del CSN para ampliar la actividad de Garoña –con inversiones millonarias en seguridad– respalda la intención del Gobierno central y supone un trago amargo para Maroto y también para el diputado general de Álava, Javier de Andrés, ambos del PP, ante la opinión pública alavesa. La necesidad de cerrar Garoña ya es “un sentimiento mayoritario” entre los ciudadanos de Vitoria, ha explicado Maroto. Eso sí, ha dulcificado el tono reconociendo que se trata de un “asunto complejo” debido a la situación económica actual, porque hubiese sido “más fácil de tratar de convencer al Gobierno” en otro contexto y ha abogado por “ir dando pasos”, sin especificar hacia dónde.

Las palabras del alcalde han coincidido con las de su compañero de filas y número dos del PP vasco, Iñaki Oyarzábal, quien ha endosado al PNV el debate en torno a Garoña, asegurando que esta formación podría cerrar la central si así lo desease a través de su mayoría de consejeros en Kutxabank, ya que esta entidad es el "accionista de referencia" de Iberdrola, a su vez una de las compañías propietarias de la nuclear.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción