Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los propietarios recobran los 'papeles de Salamanca', tras 73 años

La Generalitat devuelve los primeros 14 fondos identificados de un total de 85: 25 de asociaciones, 21 de personas físicas y 39 de partidos y sindicatos

Los primeros propietarios en recibir la documentación retornada de Salamanca, entre ellos sindicatos, partidos políticos y particulares.
Los primeros propietarios en recibir la documentación retornada de Salamanca, entre ellos sindicatos, partidos políticos y particulares.

Carnés de militantes, ficheros, actas, convocatorias de reuniones, informes, relaciones de milicianos, boletines y correspondencia de personas y entidades de toda Cataluña forman parte del grueso de la documentación que las tropas franquistas requisaron en Cataluña en 1939 y que fueron trasladados a Salamanca. Hace seis años la documentación comenzó a volver fruto de la ley de restitución histórica, y quedaron depositada en el Arxiu Nacional de Catalunya. Tras catalogarla se identificaron 1.716 legajos de 85 fondos —25 asociaciones, 21 personas físicas y 39 partidos y sindicatos—, que al escanearse han dado origen a más de 800.000 imágenes.

Una recuperación muy larga

En noviembre de 2005 se aprueba la ley 21/2005 de restitución a la Generalitat de Cataluña de los documentos confiscados en 1939. 

Enero 2006. Llegan los primeros documentos (507 legajos) de la Generalitat al Arxiu Nacional de Catalunya.

Agosto 2008. Vuelven los documentos de la Generalitat que había quedado pendientes de ingresar en enero de 2006.

Diciembre 2008. Vuelven 121 libros confiscados a particulares.

Mayo 2010. Retorno de 270 cajas de documentación más 458 libros de personas y entidades.

Noviembre 2010. Retorno de 290 cajas de documentación de personas y entidades privadas.

Julio 2011. Retorno de 365 cajas de documentación de personas y entidades privadas.

TOTAL: 1.716 legajos y 579 libros, que representan 417.579 piezas y 827.900 imágenes.

Febrero de 2012. La Generalitat devuelve 15 de los 85 fondos identificados (25 de asociaciones y entidades, 21 de personas físicas y 39 de fondos de partidos y sindicatos).

Tras anunciar la Generalitat en diciembre que comenzaría a devolver la documentación, ayer se hizo una primera entrega de 14 fondos —nueve entidades y cinco particulares—, durante un acto íntimo y emotivo, pese a que fue seguido por un gran número de personas, en el que los protagonistas fueron los herederos de las entidades y los representantes de las entidades que fueron despojadas de los documentos hace décadas.

Entre las entidades: la Unión General de Trabajadores (UGT), la CNT, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Partit Socialista Unificat de Catalunya (PSUC), Colegio de Abogados de Lleida, Foment del Treball Nacional y la Federación de Grupos de Teatro Amateur. Entre los particulares: Teresa, Elena y Mercè, hijas de Antoni Roviri i Virgili; Francesc Cambó, y Pau Romeva, respectivamente, que no han querido perderse, pese a su edad, este momento. Elienne, hija de Josep Pàmies, el único de los propietarios de los documentos vivo, aseguró: “Venceréis, pero no convenceréis”, parafraseando al salmantino Unamuno, tras recoger la caja con los papeles de su padre.

Políticos, sindicalistas y particulares tuvieron la misma reacción: tras recibir de las autoridades las cajas de cartón marrón con los documentos las abrían con curiosidad y emoción, como si abrieran un regalo de cumpleaños o de Navidad.

El consejero de Cultura, Ferran Mascarell, que presidió el acto, manifestó su satisfacción por formar parte de un “acto de afirmación democrática” que recupera la memoria individual y colectiva. El líder de ICV, Joan Herrera, tras recoger la documentación del PSUC, aseguró que se trata de “el retorno de parte de la historia del país”. Oriol Junqueras, de ERC, lamentó que aunque los agravios se produjeron en poco tiempo “han tardado demasiado” en restituirlos. Josep Maria Álvarez, de la UGT, sintió que “pese a ser un día memorable la alegría no es completa”.

Se refería a que no toda la documentación había regresado. Sobre eso, Mascarell aseguró que el retorno no ha terminado: “nos queda mucho trabajo por hacer, porque todavía hay miles de documentos por recuperar”. El consejero recordó que el 16 de diciembre pasado no se reunió la Comisión Mixta Gobierno Central y Generalitat que tiene que dar el visto bueno a la devolución del resto de documentos que quedan en el Centro Nacional de la Memoria Histórica de Salamanca. Está convencido de que volverán. Esa es la voluntad del ministro de Cultura del gobierno del PP, el independiente José Ignacio Wert. Este, durante su primera intervención en la Comisión de Cultura del Congreso, aseguró que la política no cambiará y que se devolverán “como marca la ley. No tenemos otro condicionamiento ni otra voluntad”.

Cuatro de los familiares revisan la documentación recibida en el Arxiu Nacional de Catalunya.
Cuatro de los familiares revisan la documentación recibida en el Arxiu Nacional de Catalunya.

Tras la entrega de los documentos, los legítimos dueños tienen la opción de decidir si conservan los papeles en el propio ANC, con tal de asegurar su conservación en las mejores condiciones. Es lo que harán la mayoría de ellos. Herrera aseguró durante el acto que la mayoría de legajos de ICV se quedarán en el ANC. Por el contrario, la UGT se los llevará a la nueva sede del sindicato.