El Ayuntamiento aportó unos 60 millones de euros en ayudas a Spanair

El PP pide a Trias que no pague 10 millones que pactó prestar a la Generalitat

Trabajadores de Spanair se manifiestan en Barcelona contra el cierre de la aerolínea.
Trabajadores de Spanair se manifiestan en Barcelona contra el cierre de la aerolínea. CARLES RIBAS

Entre 50, según el gobierno de Xavier Trias, o 60 millones de euros, según el PP, fue la aportación económica del Ayuntamiento de Barcelona con destino a la malograda compañía Spanair desde la primavera de 2009, cuando las instituciones y la iniciativa privada catalana salieron a su rescate. Para la mayoría de los grupos municipales del Consistorio barcelonés, excepto para el PP, fue una aportación que respondía a un interés: que el aeropuerto de El Prat tuviese una compañía aérea que garantizara las conexiones intercontinentales. Por eso, tanto CiU como PSC, UxB y —con matices— ICV-EUiA justificaron ayer en una comisión extraordinaria de Economía y Presidencia las decisiones tomadas con relación a Spanair. Para el PP, por el contrario, el apoyo y la aportación de fondos públicos fueron un error desde un principio y critica el “ocultismo” que lo ha rodeado. Es más, el Partido Popular cree que CiU ha maquillado las cuentas de lo realmente liquidado, en opinión del edil Xavier Mulleras.

Según los datos explicados por la teniente de alcalde de Economía, Sònia Recasens, el Consistorio aportó casi 18 millones de euros a través de su participación en las empresas Catalana de Iniciativas (2.910.000 euros), Turismo de Barcelona (6.500.000) y otros 8.500.000 a través de Fira de Barcelona. Para el PP esas cuentas no son reales. Por ejemplo, sostienen que lo aportado a Turismo de Barcelona con destino a Spanair fueron 17 millones de euros y otros 15 a la Fira, 10 de ellos por una transferencia directa aprobada por el Ayuntamiento en el pleno de febrero de 2011.

Aportaciones y transferencias

Febrero de 2011.El Ayuntamiento de Barcelona aprueba una transferencia directa a Fira de Barcelona con destino a Spanair de 10,5 millones de euros.

Noviembre de 2011. Convenio y crédito a la Generalitat para la "promoción económica de Barcelona" con destino final a la compañía aérea de 25 millones de euros.

Aportaciones de consorcios. Desde mediados de 2009 hasta finales de 2011 el Consistorio aportó 18 millones a través de los consorcios en los que tiene participación: Catalana de Iniciatives, Turismo de Barcelona y Fira de Barcelona. Esa cantidad, según las cuentas del PP, fue de 35 millones de euros.

Avales. El Consistorio podría tener que hacer frente a poco más de seis millones de euros en avales concedidos por los tres consorcios en los que tiene participación.

El gobierno admite que, además, hay seis millones de euros más avalados por el Consistorio con destino a Spanair a través de los tres consorcios citados. Y, por último, el “préstamo para la promoción económica” de 25 millones de euros que el Consistorio concedió a la Generalitat en noviembre de 2011 y cuyo destino concreto era sufragar las necesidades de la compañía aérea. Hasta 15 millones ya fueron liquidados y los otros 10 deben ser liquidados por el Ayuntamiento a la Generalitat el mes próximo. Este asunto no fue aclarado ayer por la edil Recasens a preguntas de la oposición. “Nosotros vamos a pedir al gobierno que no liquiden los 10 millones a la Generalitat”, precisó ayer el edil del PP. Xavier Mulleras.

Del debate de ayer, otra cosa quedó meridianamente clara: el Consistorio da por perdidos los fondos que aportó al intento de que el aeropuerto de El Prat tuviera una compañía que garantizara el posicionamiento de hub de Barcelona. La única manera de recuperar algo sería a través del convenio con la Generalitat que preveía el retorno del préstamo si no se cumplía con el objetivo: la promoción económica de la ciudad. Al ser preguntada por ello, la edil Recasens no dio muchas concreciones.

Para lo que sirvió el debate fue para evidenciar las dos posturas. La de CiU, PSC, ICV-EUiA y UxB de defender el intento fallido de Spanair para posicionar mejor Barcelona y sus posibilidades a través de conexiones directas sin depender de Madrid y de AENA, y la del PP, que siempre denunció los apoyos a la compañía fallida alegando que se perjudicaba el posicionamiento de otras, como Vueling,  presidida por el destacado miembro del PP, Josep Piqué.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Blanca Cia

Redactora de la edición de EL PAÍS de Cataluña, en la que ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional en diferentes secciones, entre ellas información judicial, local, cultural y política. Licenciada en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS