Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La "ilusión" de Camps por doctorarse en la Miguel Hernández

El expresidente era consejero de Educación cuando se inauguró el campus de Elche

El PP la creó a partir de la segregación de centros de Alicante en 1996

Al expresidente Francisco Camps le hacía “mucha ilusión” leer su tesis doctoral en la Universidad Miguel Hernández de Elche “porque se inauguró siendo él consejero”. Este es el comentario entre colegas universitarios que ha hecho su mentor, amigo y director de tesis, Vicente Garrido Mayol, para justificar que no leyera su trabajo en la Universitat de València, donde se licenció, considerada como “roja”, y sí lo hiciera en el campus ilicitano que el PP creó en 1996.

Garrido —que ese mismo año fue nombrado por el PP vocal del primer Consell Jurídic Consultiu (CJC), del que ahora es el presidente— es quien ha facilitado la tramitación de la lectura en la universidad ilicitana, donde ejerce como profesor visitante de “reconocido prestigio” en el área de Derecho Constitucional. Trabajo que compagina con su contrato de asociado en la Universitat de València y en la Universidad Católica.

La Miguel Hernández se convirtió en 1997 —siendo Camps consejero de Educación— en el icono nacional del “ataque a la autonomía universitaria”. El campus fue creado, en medio del enfrentamiento brutal entre el expresidente Eduardo Zaplana y el exrector Andrés Pedreño, a partir de la segregación de facultades de la Universidad Alicante operada en 1996 por el primer Gobierno del PP, dirigido por Zaplana.

Garrido, que se encuentra en “servicios especiales” por su cargo en el CJC y por tanto no puede ejercer de titular de departamento, fue contratado en la Miguel Hernández como visitante de “reconocido prestigio”. Bajo su influencia en el área de Derecho Constitucional, Garrido ha configurado un departamento “a su medida”, según coinciden fuentes universitarias.

El departamento, que nació de la mano del PP, se ha convertido en “un refugio para abogados vinculados al partido”. Rosa Tur —que ayer fungió de secretaria del tribunal de Camps— es discípula de Garrido y la única profesora titular del área de Constitucional de Elche. Junto a ellos, ha sido contratado como asociado Enrique Fliquete Lliso, compañero de Garrido en la Universitat de València. Fliquete también es miembro del Consell Jurídic Consultiu, nombrado a propuesta del PP tras las últimas elecciones. Es el abogado del PP en el contencioso de los tránsfugas de Benidorm. Aunque, perdió el primer recurso porque no consiguió que el juez fallara que los concejales devolvieran el dinero cobrado de más por haber mejorado su condición política.

Tanto Garrido como Fliquete han extendido su maestría a la Universidad Católica. Esta última, junto con la de Elche y la Valencian International University, han sido los tres proyectos de Camps más contestados por la comunidad universitaria.