Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reus denunciará a dos ex altos cargos por lucrarse con su empresa pública Innova

Jordi Bergadà y Àngel Cunillera facturaron indebidamente al ‘holding’ municipal

De izquierda a derecha, Carles Pellicer y Joan Carles Ferrater.
De izquierda a derecha, Carles Pellicer y Joan Carles Ferrater.

Las presuntas irregularidades e incompatibilidades en el seno de Innova, el holding empresarial del Ayuntamiento de Reus, no dan tregua. El Consistorio confirmó ayer que emprenderá acciones legales contra dos ex altos cargos por lucrarse, presuntamente, de una de las sociedades municipales durante el pasado mandato. Ambos casos son idénticos: los dos implicados giraron facturas en concepto de servicios prestados a Tecnoparc, una de la veintena de sociedades de Innova, pese a que formaban parte del consejo de administración de la propia empresa. En el caso de Jordi Bergadà, entonces regidor de Urbanismo por ERC, entregó facturas entre 2008 y abril del año pasado por 70.000 euros en concepto de honorarios profesionales. La última factura, de 30.680 euros, aún no le ha sido abonada. “Queríamos aligerar las cuentas del Consistorio y por eso derivamos parte de la nómina a las empresas, pero Bergadà no cobró de más, es desmesurado todo el escándalo. Reus tiene un Ayuntamiento con un mecanismo complejo”, justifica el exalcalde Lluís Miquel Pérez (PSC). Según reconoce, el caso de Bergadà pudo haberse extendido a otros concejales.

La junta de Tecnoparc también se querellará contra el expresidente de la entidad, el empresario Àngel Cunillera, por cobrar 93.344 a pesar de que su cargo no estaba remunerado.

El Consistorio quiere, además, que los dos ex altos cargos devuelvan todo el dinero.

El Ayuntamiento de Reus quiere que los excargos devuelvan todo el dinero

Tecnoparc es una de las piezas más preciadas de Innova, porque con ella se quería convertir a Reus en el ejemplo de ciudad industrial del futuro. La empresa está concebida como un parque tecnológico, con instalaciones punteras a través de las que se atraen compañías del sector de la salud o la bionutrición, entre otras disciplinas. Una de las compañías internacionales que desarrolla proyectos en sus instalaciones es Siemens.

El 48% del capital de Tecnoparc está en manos del Consistorio, el 5% lo adquirió la Universidad Rovira i Virgili, la misma cantidad que tiene la Cámara de Comercio de Reus. El resto de capital está repartido entre varios empresarios locales.

Uno de los grupos de emprendedores privados lo impulsó el propio Cunillera y cuenta con el 21% de las acciones de la sociedad. “Estuvo al frente de Tecnoparc durante siete años. Hace dos, quiso recuperar las dietas, los gastos de kilometraje invertidos por cuenta propia [en Tecnoparc]”, explica Pérez. “Presenté las facturas como asesor de Tecnoparc, al margen de mi labor como administrador de la empresa”, afirma Cunillera. Además, asegura que todas las facturas fueron revisadas y abonadas por el director general y dos consejeros delegados de la entidad, los socialistas Josep Morató y Ramón Urgellés. Casualmente, este último, a pesar haber declinado tomar posesión como concejal en el Consistorio, sigue presente en el consejo de administración de Tecnoparc y asistió a la junta de la entidad que decidió emprender acciones contra Cunillera.

Joan Carles Ferrater sustituye a Josep Prat al frente del ‘holding’ Innova

Innova gestiona tres de cada cuatro euros del presupuesto de Reus, lo que suma más de 300 millones de euros anuales, además de los ingresos que originan sus múltiples empresas.

Las sociedades de Innova adeudan más de 212 millones de euros. El auténtico impulsor del holding de Reus, Josep Prat, actual presidente del Instituto Catalán de Salud (ICS) dimitió de sus cargos en Innova el mes pasado, a raíz de una denuncia presentada por el grupo municipal de las Candidatures d’Unitat Popular (CUP) ante la Audiencia Nacional por los múltiples cargos que acumulaba Prat en empresas públicas y privadas, entre ellas, la vicepresidencia de USP, una de las mayores compañías sanitarias de España.

Ayer, el alcalde de Reus, Carles Pellicer (CiU), presentó al sucesor de Prat al frente de Innova. Se trata de Joan Carles Ferraté, actual gerente de una de las empresas medioambientales del holding municipal. “Llevo 23 años trabajando en el Ayuntamiento. Pese a la controversia, las empresas siguen haciendo un gran trabajo para la ciudad”, dijo Ferraté. El sueldo máximo bruto de Ferraté será de 140.000 euros anuales. Según Pellicer, sin Prat y con esta reorganización de cargos, Innova se ahorrará hasta 248.962 euros al año.

El Consistorio de Reus también venderá empresas municipales. Precisamente, una de las que podría ser privatizada es una de las que controla Ferraté, Aigües de Reus.

El alcalde aseguró que pronto abrirán un espacio en Internet para detallar las contrataciones y los despidos de Innova. Sin embargo, Pellicer se negó a detallar cuántas personas trabajan en el entramado de empresas municipales.