Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PRIMERA ENTREVISTA AGUIRRE-BOTELLA

Aguirre y Botella prometen mantener la financiación de los servicios traspasados

Los 16 centros de Madrid Salud pasarán a ser gestionados por la Comunidad

El acuerdo entre ambas Administraciones lo que puede afectar a 800 funcionarios

Ana Botella saluda a Esperanza Aguirre en su primer encuentro institucional. Ampliar foto
Ana Botella saluda a Esperanza Aguirre en su primer encuentro institucional. EFE

La presidenta regional, Esperanza Aguirre (PP), y la alcaldesa de Madrid, Ana Botella (PP) han tratado en su reunión de esta mañana, celebrada por espacio de una hora en la sede de la Comunidad en la Puerta del Sol, los ajustes pendientes en la prestación de servicio públicos con el objeto de eliminar posibles duplicidades entre ambas administraciones.

Tanto Aguirre como el anterior regidor, Alberto Ruiz-Gallardón, se marcaron este objetivo como uno de los principales de su mandato tras las elecciones municipales y autonómicas del pasado mes de mayo. Fruto de este convencimiento, se creó en la Asamblea regional una comisión para estudiar el asunto, que presentará sus conclusiones el próximo miércoles. Pero además, Ayuntamiento de Madrid y Comunidad mantuvieron encuentros bilaterales para llegar a acuerdos en todas las materias que les incumben, lo que provocó el enfado de la oposición a nivel regional y municipal.

Tras sustituir a Gallardón (ahora ministro de Justicia) al frente de la alcaldía, Botella ha refrendado este impulso racionalizador, que transcurrirá, a tenor de las palabras de hoy de ambas mandatarias, por la senda acordada ya en las reuniones del pasado semestre, y que ya ha cristalizado en la cesión por parte del Ayuntamiento de su parte en la gestión del metro a la Comunidad.

Según ha explicado Aguirre en la rueda de prensa posterior a la reunión, el traspaso de servicios públicos vendrá acompañado por un trasvase presupuestario equivalente, de forma que la administración que asuma una nueva competencia recibirá además “el dinero que se gastaba la otra hasta ese momento, ni un euro más ni un euro menos”.

Una vez zanjado sin sobresaltos el tema del metro, el principal asunto al que se enfrentan Comunidad y Ayuntamiento está en el área sanitaria. Hay acuerdo para que el Samur municipal pase a prestar el servicio de emergencias también en las viviendas de la capital, además de en las calles, asumiendo así el papel que hasta ahora tenía el Summa regional (que operará en ambos ámbitos en el resto de la región).

Pero además hay acuerdo para que el Ayuntamiento traspase sus centros de salud (herencia del antiguo sistema de beneficencia y casas de socorro, y encuadrados ahora en el área de Medio Ambiente, Movilidad y Seguridad) y su red de atención a la drogodependencia a la Comunidad. Esta medida fue adelantada por EL PAÍS el pasado mes de noviembre, pero el Gobierno municipal ha evitado confirmarla oficialmente hasta ahora. Fruto de la preocupación entre los trabajadores de Madrid Salud, la oposición llevó esta cuestión al pleno municipal en dos ocasiones, sin lograr que el Ejecutivo local aclarase allí sus intenciones.

En cualquier caso, la red de 16 centros municipales de Madrid Salud, el centro de salud bucodental, el centro internacional (vacunaciones) y el centro de diagnóstico (donde se hacen, por ejemplo, mamografías o densitometrías) pasarán a manos de la Comunidad, junto con cerca de 800 funcionarios que prestan allí servicio (médicos, psicólogos, enfermeras, trabajadores sociales, etcétera).

El mismo destino tendrá la red municipal de atención a drogodependientes, con siete centros públicos y otros cuatro concertados que conforman el Instituto de Adicciones. Este traspaso ha provocado las protestas de entidades y profesionales, que temen que el Gobierno regional cambie su modelo, de enfoque sanitario, por otro de carácter psicosocial; así como recortes presupuestarios.

Otros puntos de acuerdo entre Comunidad y Ayuntamiento son:

>> Centros de mayores. El Ayuntamiento mantendrá sus 92 centros (la Comunidad tiene 17) por un criterio de proximidad, y cederá las tres residencias por su carácter sanitario (una competencia regional). Queda por decidir el futuro de los 113 centros de día municipales y 30 autonómicos.

>> Escuelas infantiles. Las 56 municipales (solo dos son de gestión directa, con 40 funcionarios) pasan a la Comunidad (que tiene 62, con 700 funcionarios).

>> Bibliotecas. La Comunidad traspasará sus 16 centros (con 444 funcionarios) al Ayuntamiento (que tiene 29, con 450 funcionarios).

>> Instalaciones deportivas y albergues. El Ayuntamiento mantendrá su titularidad y asumirá la única regional en la ciudad: San Vicente de Paul (Carabanchel). De igual forma, mantendrá el albergue juvenil que ya tiene, y gestionará además los dos de la Comunidad en la capital.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram