Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mena cancela 4.521 expedientes de la renta mínima de inserción

El Departamento de Empresa finaliza así el proceso de revisión que causó la crisis de agosto

La revisión de la renta mínima de inserción (RMI) iniciada el pasado verano ha acabado con la cancelación de 4.521 expedientes, lo que supone el 14% de los casi 32.000 beneficiarios. Los datos los facilitó ayer el Departamento de Empresa en el marco del comité seguimiento de la RMI. De esta forma, el año 2011 se cerró con un total de 24.765 expedientes activos al sumarse esta cancelación a otras bajas por el cambio de situación personal de los beneficiarios.

La revisión de la RMI, una ayuda de 423 euros que perciben las personas sin otros recursos, causó una grave crisis el pasado agosto, cuando la Generalitat decidió por sorpresa cambiar la forma de pago —de la transferencia habitual a un cheque bancario— y dejó a decenas de miles de personas sin esta ayuda de subsistencia.

El Departamento de Empresa considera que la ayuda se había desnaturalizado y ha perdido su sentido original de fomentar la inserción social y laboral. Entonces, decidió iniciar una revisión masiva para detectar las prácticas fraudulentas del programa

Los motivos que han desembocado en el cierre de estos expedientes son cinco. El 33% (unas 1.500 personas) de los beneficiarios a los que se les ha retirado la RMI habían salido del país sin comunicarlo a los servicios sociales, el 24,35% (unos 1.100) no han sido localizados por la Generalitat, el 21,12% tenían unos ingresos superiores a lo estipulado por la ley, el 11,5% no colaboraron en el proceso de control y el 9,6% no dedicaban la prestación a su subsistencia.