ERC suaviza sus condiciones para pactar los presupuestos de 2012

Los republicanos eliminan la exigencia de no recortar en salud, educación y TV-3

Oriol Junqueras (ERC)
Oriol Junqueras (ERC)EUROPA PRESS

Ni acabar con los recortes en sanidad y educación ni el blindaje de TV-3. Esquerra Republicana (ERC) se ha olvidado de estas reivindicaciones, de las que han hecho bandera durante las últimas semanas, a la hora de fijar las que serán sus tres condiciones que pondrán sobre la mesa hoy en la negociación sobre los Presupuestos de 2012. Concretamente, exigen  la celebración de una consulta sobre el concierto económico, que se incremente la presión fiscal a las rentas más altas y  medidas para reactivar la economía. Para acercar posiciones, el presidente de ERC, Oriol Junqueras, y el presidente del grupo parlamentario, Joan Puigcercós, se reunirán esta noche con el secretario de Economía, Albert Carreras.

Junqueras llevará al encuentro una lista con sus condiciones para el a los presupuestos, que hoy ha publicado en su blog personal. La relación la encabeza la reclamación de la celebración de una consulta sobre el concierto económico, previa a la negociación con el Gobierno del nuevo sistema de financiación. Sobre este punto CiU siempre ha mostrado sus reservas y ha apostado por que la consulta no tenga un calendario determinado.

Oriol Junqueras y
Joan Puigcercós se reúnen
esta noche con Economía

El Gobierno catalán también ha puesto objeciones a la segunda de las propuestas de ERC: subir la presión fiscal a las rentas más altas con medidas como el impuesto de patrimonio y el de sucesiones, un tributo sobre los depósitos bancarios, establecer una tasa turística o incrementar el tramo autonómico del IRPF. Menos problemas tendrá ERC para que se acepte su tercera condición, basada en la reactivación económica aumentando las partidas de ayuda a pymes y autónomos, a la innovación y a la internacionalización de las empresas.

De la lista han desaparecido exigencias que hasta ahora habían defendido los republicanos, como evitar los recortes en TV-3, así como rechazar un nuevo tijeretazo en sanidad y educación. Y es que ERC nunca ha querido hablar de líneas rojas a la hora de pactar los presupuestos y se muestra dispuesta a renunciar a parte de sus condiciones, con tal de que CiU no pacte con el PP las cuentas autonómicas. Los republicanos saben que las negociaciones no son fáciles con CiU y reconocen que el pacto con el PP ya puede estar avanzado. Además, admiten las reservas que CiU ha mostrado en varias ocasiones sobre tocar los bolsillos de las rentas más altas. Pese a todo, ERC se muestra optimista y afirma que detecta buena predisposición a negociar por parte del Gobierno catalán. Prueba de ello, dicen, es que la Generalitat se haya abierto a organizar varias reuniones bilaterales: la primera, de carácter técnico, se celebró el lunes, y la segunda, de contenido político, está prevista para esta noche.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS