Regresa Visa pour l’Image para recordar las guerra postergadas

El mayor festival de fotoperiodismo celebra su 34ª edición en Perpiñán con una programación que insiste en la necesidad de recordar los conflictos que han dejado de ocupar titulares, y vuelve a poner énfasis en el alarmante deterioro medioambiental

Desde 2013, se habían almacenado en el puerto de Beirut casi tres mil toneladas de nitrato de amonio. El 4 de agosto de 2020, la explosión devastó la ciudad.
Exposición realizada con el apoyo del Ministerio de Cultura y la misión de coordinación interministerial para Líbano.
Desde 2013, se habían almacenado en el puerto de Beirut casi tres mil toneladas de nitrato de amonio. El 4 de agosto de 2020, la explosión devastó la ciudad. Exposición realizada con el apoyo del Ministerio de Cultura y la misión de coordinación interministerial para Líbano.© Tamara Saade

Hace ya más de un año, el 15 de agosto, el mundo amanecía con una mala noticia; los talibanes se aproximaban a las puertas de Kabul. Al caer la tarde, y con mucha menos resistencia de la esperada, la ciudad fue tomada por los insurgentes. La retirada de las fuerzas norteamericanas del país, tras la firma del Acuerdo de Doha, despejó el camino a la milicia talibán. Mientras, en medio del caos, cuando todo aquel con suficientes recursos se apresuraba a abandonar el país, incluido su presidente, Ashraf Ghani, y en la embajada americana se quemaban documentos, Andrew Quilty regresaba a la ciudad. El fotógrafo había pasado unos días fuera, invitado a la boda de un amigo en Francia. Cargado con la grabadora, unos pantalones vaqueros nuevos, una botella de ginebra, otra de tequila, cuantiosos cuadernos de apuntes y su cámara, se sentía aliviado de haber sido capaz de tomar la peliaguda decisión de regresar al país donde reside desde hace nueve años. “Al mismo tiempo, me sentía extremadamente nervioso”, declaraba el australiano a The Sydney Morning Herald. “Lo que estaba por venir era todo cuestión de jugárselo a cara o cruz”.

La historia de cómo la misión más larga de Estados Unidos llegó a un abrupto y humillante final ha quedado recogida en August in Kabul: America’s last days in Afghanistan, el primer libro escrito por Quilty. El premiado fotoperiodista llegó por primera vez a la ciudad en 2013, y estableció allí su hogar: “Había mucho que contar más allá de lo que podría contener una imagen fotográfica. Descubrí que, en cada una de las fotografías que disparaba, había una historia de fondo, ya sea la historia del lugar, o la historia familiar de la persona en la foto, o el hecho de que hubo un momento político importante en la esquina de la calle: un asesinato o un bombardeo talibán”, reconocía el fotógrafo a la revista Sharp. Algo que se palpa en A Forever War Endsun título quizás demasiado optimista para un problema considerado por la ONU como “el conflicto más letal del planeta”—, la exposición con la que participa en la última edición de Visa pour l’ Image, que abrirá sus puertas en Perpiñán el 27 de agosto.

Cuando en septiembre del año pasado se proyectaron en Campo Santo las impresionantes imágenes de los desesperados afganos que se abalanzaban sobre los aviones en la pista el aeropuerto de Kabul, con el fin de huir de la tiranía de los talibanes, nadie hubiera podido pensar que pronto serían barridas de los titulares del mundo, sustituidas por las de otro conflicto, más cercano para nosotros, el de Ucrania. Algo a lo que hizo alusión Jean-François Leroy en la presentación de esta nueva edición del festival, insistiendo en la necesidad de “no limitarse a un solo acontecimiento por muy importante que sea”. Mientras subrayaba la importancia de la libertad de prensa y los riesgos que conlleva, recordaba a los veinte periodistas que han perdido la vida en Ucrania desde que en 2014 Rusia se anexionó Crimea, así como a los catorce que han sido asesinados a sangre fría en México este año (a quienes se suma Fredid Roman, muerto a balazos el pasado lunes) y a Shireen Abu Akleh, la periodista palestina abatida por un proyectil, al parecer de las fuerzas israelíes, que le perforó la cabeza.

Así, Maripoul, Ukraine, adentra al espectador en el horror vivido en la ciudad sitiada. Una barbarie de la que no habríamos tenido evidencia gráfica si no hubiera sido por dos héroes desconocidos, los fotoperiodistas ucranianos Mstyslav Chernov y Evgeniy Maloletka, los únicos periodistas internacionales que optaron por permanecer un mes en la apocalíptica ciudad horadara por fosas comunes. Lejos de Ucrania, Inside Myammar´s Armed Uprising, de Siegfried Modola, nos acerca al caos y a los conflictos de Myanmar, donde miles de civiles han perdido sus vidas en su fiera resistencia a las milicias y a los grupos armados étnicos que libran una guerra de guerrillas en distintos frentes a lo largo del país asiático.

Aunque Líbano ha dejado de ser un país en guerra, la vida sigue transcurriendo en un mar de escombros acentuado por la explosión que devastó el puerto de su capital, como muestra Tiers of Trauma. “Algunos podrían pensar que la catástrofe que ocurrió en Beirut el 4 de agosto de 2020 y la crisis que azotó al Líbano sucedieron de la noche a la mañana, pero han sido más de tres décadas de negligencia y de corrupción las que han corrido por las venas de la nación, destruyéndola por completo”, apunta Tamara Saade, quien ha documentado el sentimiento de pérdida y de desesperanza que sigue azotando a sus habitantes.

Los cazadores de murciélagos del Congo capturan hasta 150 ejemplares por día. Un producto muy popular en los mercados, que se vende por entre dos y cuatro dólares cada uno.
Los cazadores de murciélagos del Congo capturan hasta 150 ejemplares por día. Un producto muy popular en los mercados, que se vende por entre dos y cuatro dólares cada uno.© Brent Stirton / Getty Images pour National Geographic

“La primera vez que Brent Stirton nos mostró un pangolín asado fue en 2018; una anticipación”, destacaba Leroy. El fotógrafo de Getty Images apuntaba ya a la zoonosis, como origen de epidemias, como el ébola, la Covid-19, SARS, la viruela del mono y otras más. Bushmeat and Epidemics, documenta el tráfico de carne de animales silvestres en la cuenca del río Congo para satisfacer una demanda no esencial que representa una gran amenaza para muchas especies animales, más allá de los riegos que supone para la salud. “A medida que la carne de animales silvestres introduce patógenos novedosos en ciudades densamente pobladas, existe un riesgo significativo de enfermedades zoonóticas, como se ve en el caso de los murciélagos frugívoros presentado en este informe. Los epidemiólogos que observan los campamentos de murciélagos frugívoros han descubierto que hasta un tercio son positivos para el Ébola y otras fiebres hemorrágicas virales”, advierte el fotógrafo.

Alain Ernoult presenta The 6th Extintion, un proyecto que tiene como fin sensibilizar al público sobre la vulnerabilidad de las distintas especies animales, acercando la cámara lo más posible a sus protagonistas. “Al estar atentos y muy conscientes de las especies no humanas y de nuestra relación con ellas, tenemos los valores necesarios para observar nuestro propio mundo”, subraya el fotógrafo. Desde 1970, las poblaciones de vertebrados han disminuido su tamaño en un 60%; desde 1980, se han perdido unos 600 millones de aves en toda Europa debido a causas como el cambio climático, la contaminación, la sobrexplotación de los recursos naturales, la pérdida de hábitats naturales, las especies invasoras, la deforestación o la agricultura intensiva. Un deterioro, en muchos casos irreversible, que se extiende a los océanos y del que también se hace eco 1 Ocean, el proyecto liderado por Alexis Rosenfeld en cooperación con la Unesco que indaga en las riquezas de los mares, en las terribles amenazas que los afectan, así como en la búsqueda de soluciones.

La búsqueda del bienestar es precisamente el tema que subyace bajo el oportuno y revelador trabajo de Paolo Woods y Arnault Robert, Happy Pills, el escalofriante retrato de una sociedad que demanda satisfacciones inmediatas y donde la apariencia de la felicidad parece más importante que la propia felicidad.

Visa pour l’Image. Perpiñán (Francia). Del 27 de agosto al 11 de septiembre.

Puedes seguir a BABELIA en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS