Montero Glez: “La verdad en la vida y la verdad en la literatura no son idénticas”

El nuevo siglo literario arrancó con su retrato trepidante del Madrid marginal de ‘Sed de champán’, novela que acaba de reeditarse

El escritor Montero Glez.
El escritor Montero Glez.

El nuevo siglo literario arrancó con su retrato trepidante del Madrid marginal de Sed de champán, novela que acaba de reeditarse en Temas de Hoy. Desde entonces, Montero Glez (Madrid, 1965) ha construido una obra que ha hecho de los márgenes su centro, una visión descarnada de la realidad donde lo salvaje y lo bohemio son dos mitades de un mismo sino.

¿Qué le hizo querer ser escritor?

Descubrir que el crimen perfecto sólo puede llevarse a cabo en un papel en blanco.

¿Cómo se ve desde la distancia el libro que le consagró como autor?

Con cierto sabor agridulce. Porque cuando lo escribí era veinticinco años más joven, y veinticinco años más inocente.

¿Qué queda del Madrid marginal, salvaje y trepidante que describió en Sed de champán?

La memoria.

¿Escribiría ahora, pasados los años, la misma novela?

Por mucho que quiera ya no sé escribir así.

¿Qué le ha enseñado la vida que no haya podido aprender de un libro?

Que la verdad en la vida y la verdad en la literatura no son idénticas.

¿En qué punto se cruzan la escritura de una novela y la de una columna en un periódico?

Conjugar la paciencia de una novela con el arte de la prisa de una columna son dos aspectos del mismo oficio.

¿Qué libro ajeno le habría gustado escribir?

El Quijote, y como ensayo, El Capital.

¿Cuál ha sido el último libro que le ha gustado?

Madrid 1983, de Arturo Lezcano.

¿Y uno que no pudo terminar?

Los detectives salvajes, de Bolaño.

De no ser escritor le habría gustado ser…

Fotógrafo, al estilo de Helmut Newton.

¿Cuál es la película que más veces ha visto?

El crepúsculo de los dioses, de Wilder.

Si tuviese que usar una canción o una pieza musical como autorretrato, ¿cuál sería?

I’m Your Man, de Leonard Cohen.

¿Qué suceso histórico admira más?

La revolución que trajo consigo el Neolítico.

¿A quién le daría el próximo premio Cervantes?

A Manuel Vicent, por hacerme tan nutritivo el desayuno de los domingos.

Puedes seguir a BABELIA en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS