‘Buena mar’: un poeta en un arrastrero gallego

El escritor y periodista Antonio Lucas se embarca en la narrativa con una soberbia y bien documentada novela sobre el mundo de los pescadores en el Atlántico Norte

El escritor y periodista Antonio Lucas.
El escritor y periodista Antonio Lucas.Santi burgos

Primera incursión en la novela del periodista y poeta Antonio Lucas (Madrid, 1975). En ambas facetas de la escritura, Lucas posee una amplia trayectoria y reconocimiento. Como poeta, entre otros premios, ganó el Premio Ojo Crítico con Lucernario, el Loewe con Los desengaños y el Premio Internacional de Poesía Generación del 27 con Los desnudos. Como periodista, escribe desde 1996 en El Mundo y colabora en RNE y la Cadena Ser.

Todo ese bagaje —el periodístico, el de los versos— se hallan en Buena mar. Así como su particular aventura en algo parecido a la autoficción, pues los motivos y el viaje del protagonista también son los de Lucas. Uno y otro se embarcaron en un arrastrero gallego que se dirige a un caladero en el Atlántico Norte conocido como Gran Sol. La excusa del protagonista es hacer una serie de reportajes, pero tampoco se esconde una huida: su relación de pareja con Laura ha entrado en una confortable vía muerta que ninguno de los dos quiere alargar. El protagonista huye para no enfrentarse a la realidad, verla en perspectiva o quizás activar certezas o intuiciones dentro de sí. Ambas razones, el interés sincero de conocer de primera mano las durísimas vidas de esos 11 marineros a bordo del Carrumeiro —en el viaje real de Lucas fue el Nuevo Confurco— y el de huida y aventura, están presentes, bien narrados y mezclados en Buena mar.

Un barco pesquero en alta mar.
Un barco pesquero en alta mar.Alamy Stock Photo

Por parte de Lucas, esta novela es una soberbia manera de entrar en el mundo de la novela de un poeta haciendo una novela; es decir, utilizando los recursos narrativos bien condimentados de la observación de la realidad y la imaginación novelesca. Evitando tanto el reportaje literario como una lírica hiperventilada una frase sí y la siguiente también, sino mostrando personajes y situaciones novelescas en un mundo de realidad mentirosa. Nunca es fácil eso y Lucas lo consigue. Es cierto que, en ocasiones, las ideas y conclusiones del narrador se ofrecen con una cierta reiteración, paralizando la travesía, siendo por ello el protagonista el personaje menos consistente y quizás un exceso de lírica o frase sentenciosa al llenarse de balón el poeta. Pero el resto son todo buenas noticias.

Lucas consigue mostrarnos algo oculto que teníamos a la vista: el ánimo de los trabajadores del mar. Las escenas en el Atlántico Norte son excelentes, ponderadas y bien tensionadas. La tempestad, la calma chicha, el limbo. Dos de los personajes —Anxo y Bieito— están perfilados con pulso firme, y el narrador muestra y entiende todo sin juzgar nada. La relación con el mar —­respeto, miedo, fascinación, asco, intemperie, abismo, belleza y poder— encuentra la belleza narrativa de la verdad revelada en la boca de los trabajadores del mar y no en los que nos acercamos a la orilla para contemplar las olas y darnos la vuelta. Travesía equilibrada que mantiene el interés de su lectura, bien resuelta en no llegar, después de la huida, a respuestas, sino a otras preguntas.

portada 'Buena mar', ANTONIO LUCAS. EDITORIAL ALFAGUARA

Buena mar


Autor: Antonio Lucas.


Editorial: Alfaguara, 2021.


Formato: tapa blanda (212 páginas. 17,90 euros), e-book (8,54 euros) y audiolibro (13,46 euros).

Puedes seguir a BABELIA en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS