Artículo bajo registro

Renacimiento

Nuestra época parece necesitada de encontrar un juez que la condene por las faltas cometidas. Tras la Peste Negra fue decisiva la atmósfera espiritual que se apoderó de Florencia

Artículo bajo registro

Idolatría

No vivimos en un tiempo mejor o peor que otros. Cada época tiene sus ídolos. El problema viene cuando se está ciego ante ellos, porque entonces el ser humano es capaz de adorar a cualquiera

LA CUARTA PÁGINA

Vida sin cultura

Casi han desaparecido el acto de leer y la mirada reflexiva sobre el arte producido durante milenios. Síntoma de este deterioro es la abrupta sustitución de la lógica filosófica por la del emprendedor en la reforma educativa

LA CUARTA PÁGINA

La cuarta contrarreforma

Aquella nueva España laica, moderna e ilustrada ha sido arrojada al desván de las ilusiones perdidas. Vuelve la ignorancia autosatisfecha que contempla apáticamente la destrucción de la cultura y la dispersión del talento

LA CUARTA PÁGINA

Fausto, siglo XXI

El personaje literario sería hoy un ser vacilante, ambiguo, notablemente preparado para actuar libremente, pero imbuido de un espíritu apático que lo hace desinteresarse por todo aquello que excede a lo inmediato

LA CUARTA PÁGINA

El juramento

El general y científico Emilio Herrera pidió en 1931 al rey Alfonso XIII que lo liberara del vínculo del título de Gentilhombre de Cámara para optar por la causa republicana, a la que fue fiel hasta el final de la guerra

EL BARQUERO DE AVALÓN

La inmortalidad, según mister Clay

La riqueza ha sido siempre un método para adjudicarse la eternidad. La película de Orson Welles sobre el argumento ideado por la baronesa Karen Blixen refleja esta conclusión. El protagonista lo confía todo a su segunda mitad: el millón de dólares con que está tasado su nombre en la Bolsa de Nueva York

LA CUARTA PÁGINA

Dios habita en Suiza

El Dios bíblico de Google ha sido localizado en un país rico y sin guerras, un ídolo digerible que gusta a los crédulos. Es el tecnoespiritualismo: grandes efectos especiales al servicio de una credulidad acrítica