Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
PUBLIRREPORTAJE

Ecológicos de confianza

No son difíciles de encontrar, no tienen un precio exorbitado y cuentan con una buena variedad. Desmontamos los falsos mitos de la alimentación 'eco'

Ecológicos de confianza

La alimentación ecológica está en alza. En apenas un lustro su comercialización se ha incrementado de manera considerable en nuestro país, aunque todavía estamos lejos de alcanzar las cifras de algunos de nuestros vecinos europeos. Quizás porque aún son muchos los falsos mitos que rodean a los productos ecológicos. Es importante que el consumidor sepa identificar correctamente cuándo un alimento lo es; dónde se pueden adquirir productos de confianza y si realmente salen más caros…

Para empezar, los productos denominados ecológicos son los que se obtienen mediante técnicas respetuosas con el medioambiente. Para identificarlos fácilmente, la Unión Europea cuenta con un sello distintivo que garantiza que se ha cumplido la normativa pertinente. Se compone de un logotipo y un código de certificación. Otra opción para acertar siempre es adquirir productos de una determinada marca que nos inspire confianza. Un ejemplo de ello sería GutBio®, la marca propia de productos ecológicos de ALDI. De esta manera, el consumidor se asegura de que los alimentos que echa a la cesta se han obtenido mediante técnicas que aprovechan los ciclos naturales de desarrollo de las plantas y los animales y evitan el uso de agentes externos. Además de no contener aditivos artificiales ni haber utilizado pesticidas de síntesis.

Otro de los grandes mitos es que su precio es elevado. En ese sentido, ALDI trabaja para ofrecer el mejor precio también en los productos ecológicos. Su objetivo es que puedan formar parte de la cesta habitual de sus clientes, sin renunciar a la calidad.

Estos productos se localizan tanto en un espacio independiente y apartado como integrados con otros alimentos de la misma categoría. Son tan sencillos de encontrar en sus tiendas como cualquier otro producto. Esta manera de ordenarlos responde al objetivo de la compañía de que sus clientes puedan hacer una compra variada, de manera sencilla y sin dejar de ser respetuoso con el medioambiente.

Para todas las comidas del día

Se suele pensar que la oferta de alimentos "eco" es muy escasa. Otra falsedad muy común. Porque, muy al contrario, las referencias que se pueden encontrar son muy numerosas y aumentan casi cada día. Al menos así sucede en supermercados ALDI, que actualmente cuentan con más de 200 referencias: frutas y verduras, lácteos y quesos, pasta, legumbres, galletas, cereales, café, zumos, mermeladas, embutidos, chocolates… Para poder alimentarse a base de "eco" de la mañana a la noche, tentempiés incluidos.

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.