SALUD

Lucha ciudadana contra los mosquitos del zika, dengue y chikungunya

Una nueva aplicación móvil servirá para alertar a la población de la presencia del mosquito tigre y el de la fiebre amarilla

Foto enviada por un ciudadano a la plataforma Atrapa el Tigre.

Usar el conocimiento de la ciudadanía para luchar contra la llegada del mosquito de la fiebre amarilla (Aedes aegypti) y la expansión de mosquito tigre (Aedes albopictus), vectores del dengue, el chikungunya, la fiebre amarilla y el zika, declarada como una emergencia de salud pública de importancia internacional por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esa es la base del proyecto Mosquito Alert. Con una aplicación de móvil, la población puede alertar de la presencia de estos insectos desde cualquier lugar de España. De esta manera, según sus desarrolladores, se podrá conocer exactamente qué lugares han sido colonizados, una información que permitirá a las administraciones públicas tomar las medidas necesarias para tratar de controlar su expansión. Esta iniciativa ha sido presentada por el Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (CREAF), de la Universidad Autónoma de Barcelona.

La nueva aplicación móvil, que cuenta con la colaboración de la Obra Social de La Caixa, actualiza el anterior proyecto Atrapa el Tigre, que ha ayudado a detectar la presencia del mosquito tigre en 380 municipios de España. La nueva plataforma permite “implementar un sistema de alerta anticipada basado en ciencia ciudadana que detecte la posible llegada a nuestro territorio de Aedes aegypti, o mosquito de la fiebre amarilla (principal responsable de la transmisión del zika)”, ha declarado Frederic Bartumeus, profesor de investigación y responsable del proyecto.

Mediante esta aplicación de móvil, ya disponible para sistemas Android y que en un mes lo estará para IOS, los ciudadanos pueden enviar fotografías para que un grupo de expertos entomólogos corroboren si los insectos detectados pertenecen a una de estas dos especies. Aunque tanto el dengue, la chikungunya y el zika no son endémicas de España y, a priori, no son mortales —se manifiestan con la sintomatología propia de una gripe, fuertes dolores articulares y erupciones cutáneas—, el riesgo de transmisión es cada vez mayor en nuestro territorio. Actualmente, han advertido los responsables del proyecto, los mosquitos "afectan la calidad de vida de muchas personas y empiezan a ser una amenaza real para la sociedad".

Imagen de la web Mosquito Alert.

“Los expertos prevén que el mosquito de la fiebre amarilla llegue fácilmente a Europa. Por ese motivo queremos avanzarnos lo máximo posible", ha avanzado Bartumeus. El científico ha recordado que con el mosquito tigre se reaccionó "tarde". La primera vez que se detectó el insecto fue en las cercanías de Barcelona en 2004. Pero no fue hasta hace dos años que se desarrolló la aplicación Atrapa el Tigre. En 2015, han informado sus responsables, 10.000 usuarios se descargaron el software y se realizaron 4.000 aportaciones de los ciudadanos. Gracias a estas entradas y a los puntos de control de las administraciones se sabe que el mosquito tigre ha pasado de Cataluña (189 municipios) a la Comunidad Valenciana (115), las islas Baleares (21), Andalucía (14), Murcia (13), Aragón (5), la Comunidad de Madrid (2), Castilla-La Mancha (1) y La Rioja (1).

Con la nueva aplicación, los responsables pretenden multiplicar el número de usuarios y entradas, ampliar los datos en el Big Data y "ser capaces de realizar modelos que predigan, por un lado, la distribución de los mosquitos y, por el otro, el riesgo epidemiológico de que se transmitan las enfermedades que transportan".

Ambos mosquitos, ha explicado Bartumeus, son insectos urbanos que se reproducen en recipientes con agua estancada, por lo que se cree que si llega, el mosquito de la fiebre amarilla no tendrá problemas para adaptarse. Además, tienen comportamientos similares: una actividad básicamente diurna y una gran agresividad.

Más información