Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Reportaje:

El método Lennon de inglés

El profesor Juan Carrión se reunió con el líder de los Beatles y logró que se incluyeran las letras de las canciones en el 'Sergeant Pepper'

"Llegas tarde", le dijo John Lennon a Juan Carrión. El encuentro entre el quizá más mítico componente de los Beatles y Carrión, profesor de inglés en Cartagena, duró apenas media hora, pero alteró, aunque sólo sea en su forma externa, el resto de la discografía del grupo de Liverpool. Era 1966 y Lennon estaba en Almería rodando la película de Richard Lester Así gané la guerra. Juan Carrión, profesor tanto en la Universidad de Cartagena como en su propia academia, se había montado en el autobús con la firme intención de reunirse con él.

Después de casi una semana, lo consiguió. Y el esfuerzo no fue fruto de la mitomanía, sino del amor al trabajo bien hecho. Carrión fue uno de los primeros profesores en España que enseñó idiomas por medio de la audición y lectura de canciones. Antes que el inglés, había enseñado español a los soldados estadounidenses de la base de Cartagena, y lo hacía mediante zarzuelas. "Me apasiona la música". Cuando se pasó a la enseñanza del inglés -había estudiado en Oxford y residido largas temporadas en Londres- comenzó con los Beatles, un grupo que le cautivó y que, además, "era muy famoso". "Si enseñabas sus canciones justo cuando estaban siendo un éxito, el interés de los alumnos era tremendo. Cuando pasaban de moda, ya no servían", asegura. Pero había un problema: para adelantarse a los éxitos, Carrión transcribía los temas mientras los escuchaba en Radio Luxemburgo y "era muy complicado, lo era incluso si tenías el disco...". Así que el profesor le entregó a Lennon unos cuadernos con los ejercicios de sus alumnos, textos incompletos de temas de la banda, para intentar que se los completara, y una petición: "Necesitaríamos tener las letras nada más salir el disco".

A sus 82 años, este profesor titular de la Escuela Técnica de Empresariales reconvertido en maestro de idiomas, ya jubilado, aunque sigue dando alguna clase en su academia, muestra todavía la misma determinación que cuando se fue por las buenas a conocer a John Lennon. Va caminado a todas partes y no duda en bajar cuatro pisos por las escaleras para que le saquen una fotografía. Con el pelo muy corto, casi de punta en el flequillo, su aspecto y su actitud contrastan muchas veces con sus palabras. Por ejemplo, se ríe cuando le piden detalles sobre la entrevista con Lennon. "Fue media hora hace 40 años. ¡Imagínate que a ti te preguntan por mí dentro de 40 años!". Pero sí se acuerda, al menos de que Lennon le recibió jugando a la pelota con su compañero de rodaje Michael Crawford. De que al músico le encantó la idea de que los niños aprendieran inglés con sus letras. De que corrigió los textos, los completó y le aseguró que el siguiente disco de los Beatles iría acompañado de las letras. Y así fue, el mítico Sergeant Pepper, el siguiente álbum, llevaba los textos en la cubierta. Y los llevaron los otros seis trabajos que publicaron los Beatles hasta su disolución en 1970.

Carrión conservó los textos corregidos por Lennon y también los discos que le fueron llegando desde aquel momento, con las letras y las partituras, a su academia de Cartagena por orden de John Lennon. El músico le había prometido ir a visitar la academia, pero nunca lo cumplió. "Yo salí de aquella reunión convencido de que volveríamos a vernos, quizá con frecuencia, pero luego se marchó a Estados Unidos...".

Carrión contó en público por primera vez su encuentro con el músico durante el curso de verano The Beatles. Su música y su tiempo, organizado en Almería por la Universidad y el Ayuntamiento de la ciudad, y que se celebra esta semana. Carrión, que disfruta todavía de la música de los Beatles y de sus ex miembros -"una vez utilicé en clase una canción que hizo Paul McCartney con Michael Jackson", dice-, confiesa que no se cansa de "volver a Almería".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de julio de 2006