Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Almodóvar presenta 'Volver', una película sobre la muerte y la soledad

El director espera que su filme sea elegido para concursar en el Festival de Cannes

"Me he quedado más frágil que cuando empecé", confesó ayer Pedro Almodóvar durante la presentación en Madrid de Volver, un filme sobre la muerte y la soledad, con el que el director regresa a su infancia en La Mancha y sus recuerdos y que se estrena el próximo viernes. Acompañado por las actrices del filme Penélope Cruz, Carmen Maura, Lola Dueñas y Yohana Cobo, Almodóvar admitió su falta de entendimiento con la muerte y su admiración por esa relación "cordial y natural" que tienen con ella sus paisanos manchegos. El realizador aseguró que tras Volver, película con la que espera concursar en el Festival de Cannes, mira a la muerte cara a cara con mayor serenidad.

La de ayer fue una de las más multitudinarias presentaciones de cine que se recuerdan en Madrid. Cerca de un centenar de cámaras y fotógrafos y una presencia aún mayor de periodistas de todo el mundo esperaban la llegada de Almodóvar y sus actrices, tras una proyección que fue calurosamente aplaudida.

Volver, la película número 16 del realizador manchego, que se estrena el viernes en unas 250 salas de cine, ha provocado en su director unas emociones y sentimientos que no creía que iban a aflorar al comienzo del rodaje. "Yo no hago cine para arreglar mis problemas, sino más bien como revulsivo. Me resulta muy difícil ir a La Mancha. Cuando voy sigo siendo el mismo niño de ocho años que cuando me fui. No llego como el director aclamado en el mundo y reputado, el que vuelve es un niño al que le desconcierta todo lo que pasa a su alrededor", dijo Almodóvar. "Volver", continuó el realizador, "ha abierto el brocal del pozo y en él he encontrado emociones muy positivas. Me ha hecho sentir más frágil y vulnerable, pero en el sentido más grato". Cree que La Mancha volverá a estar presente en su cine, pero no "en esta década", advirtió Almodóvar, quien adelantó que ninguno de los dos guiones sobre los que trabaja se desarrolla en su tierra.

La muerte, la maternidad y la soledad. Éstos son los elementos sobre los que, en opinión de Almodóvar, gira su película. "Miro a la muerte ahora de otra manera, quizás con menos extrañeza. Me admira la relación cordial y natural que tienen mis paisanos con la muerte. Para mí es algo que no logro entender. Soy agnóstico. Pagaría por poder creer en la reencarnación", explicó el realizador, que también recordó a su madre, ya fallecida, y la costumbre de muchos vecinos de La Mancha de querer morir en su cama, tal y como se refleja en Volver. "Mi madre murió en la UCI de un hospital en Madrid y eso lo tengo clavado en el corazón. Me da mucha rabia que muriera sola, no acompañada por ningún familiar. Nunca volverá a ocurrir, cuando un ser querido se vaya a ir haré todo lo necesario para que no muera solo".

De niño, Almodóvar coleccionaba los cromos que salían en unas chocolatinas. "Eran unos cromos grasientos en los que aparecían las estrellas de cine del momento. Desde ese momento, intuí que mi vocación era realmente la de estar en contacto con los actores y actrices. Como director, es un absoluto privilegio ser el primer espectador que tienen los actores". De esta manera introdujo Almodóvar el trabajo de las actrices de Volver. "Sin ellas no existiría esta película". Todas se rindieron en público ante el director. Penélope Cruz, que leyó la primera parte del guión en un avión, le dijo ayer: "Es lo mejor que has hecho. No tengo palabras para expresar lo que ha supuesto para mí como actriz y como persona". Es su tercera colaboración juntos -tras Carne trémula y Todo sobre mi madre- y la actriz reconoció que los papeles que le ofrecen en Europa gozan de una mayor intensidad y emoción que los que hace en Estados Unidos. "Espero encontrar lo mismo algún día en Hollywood", añadió.

El reencuentro con Carmen Maura, después de 17 años y cinco películas, ha sido "sorpresivo e interesante". "Nos entendimos de nuevo al primer segundo", aseguró la intérprete de títulos como Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón, ¿Qué he hecho yo para merecer esto? o La ley del deseo. Lola Dueñas, que ya trabajó en Hable con ella, afirmó: "He cumplido un sueño".

Las que se han estrenado con Almodóvar tenían sentimientos parecidos. Blanca Portillo -"No puedes pedir más que ponerte en manos de alguien que sabe tanto de tus necesidades, te ayuda a entender, te lleva de la mano y ha resultado un viaje muy hermoso"- o la joven Yohana Cobo -"Ha sido un verdadero placer"-.

Penélope, ni operada ni embarazada

Pedro Almodóvar salió ayer en ayuda de Penélope Cruz sin que nadie le dijera nada. En mitad de la conferencia de prensa, el director dijo: "Y ahora os voy a contestar una pregunta que nadie parece atreverse a formular. Penélope no está operada del pecho. Ya se dice en la película", aseguró el director, haciendo referencia a una escena de Volver en la que la madre Irene (Carmen Maura) le pregunta a su hija Raimunda (Penélope Cruz): "Oye, niña, ¿tú siempre has tenido tanto pecho?". Raimunda: "Claro, mamá, desde pequeña". Irene: "Te recordaba con menos, ¿no te habrás hecho algo?". Irene: "¡Qué me voy a hacer! ¡Qué cosas tienes!".

"Tampoco está embarazada", añadió Almodóvar para desmentir los rumores que decían que la actriz espera un niño de su actual pareja, el actor estadounidense Matthew McConaughey.

Penélope Cruz comienza el 8 de abril, en Madrid, el rodaje de Manolete, junto a Adrien Brody.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de marzo de 2006

Más información