ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 26 de noviembre de 2002

El escultor Tom Carr exhibe en Céret sus últimos trabajos con la luz

El artista Tom Carr (Tarragona, 1956) está convencido de que en la vida y en la creación los ciclos artísticos y vitales se repiten debido a una serie de coincidencias. "En Céret [Francia] existe un magnetismo, debido a su situación geográfica, que ha hecho coincidir a creadores de diversos ámbitos". La pequeña población del Pirineo francés inspiró, en efecto, entre otros artistas, a Manolo Hugué, Chagall, Picasso y Soutine, que pasaron allí diversas temporadas. Ahora Carr se suma a esta nómina con la exposición Ciclo y coincidencia, que se presenta hasta el 5 de enero de 2003 en el Museo de Arte Moderno de Céret.

La exposición se inicia en una amplia sala del museo con dos proyectores de diapositivas realizadas por el artista. Este trabajo se inscribe en la línea de creación con luz que el artista ha desarrollado en su carrera paralelamente a su trabajo como escultor. En el resto de las salas puede seguirse la evolución experimentada por la escultura de Carr a lo largo de los años.

"Creo que esta exposición marca un antes y un después en mi trayectoria. Mi interés se centra cada vez más en ligar las obras con el tiempo y el espacio", dice el artista. Las esculturas de Carr inciden en el equilibrio de fuerzas, tienen una presencia poco densa y tratan de integrarse en el espacio. "Si sigo haciendo escultura como pieza única será con obras que tengan perspectivas diferentes y exijan un tiempo de lectura en distintas fases", declara el artista. Prueba de este enfoque es la escultura Ad infinitum, que muestra diferentes círculos situados perpendicularmente a una de las paredes de sala, el último de los cuales contiene un espejo de modo que la visión de la obra para el espectador no puede escapar a la contemplación de su propia imagen.

La exposición incide también en las influencias que Carr recibe. Una de ellas proviene del pintor Soutine, que plasmó en sus tensos lienzos diferentes rincones de Céret. Otra, del novelista William Faulkner: Carr pasó su adolescencia en las mismas tierras sureñas de donde procede el escritor estadounidense. La obra The Dance, formada por cuatro indicadores de dirección, está inspirada en el mundo del escritor americano.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana