ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 31 de diciembre de 1998
DESAPARECE UN ARTISTA IRÓNICO Y ESENCIAL

Muere Joan Brossa, un poeta sin límites

El polifacético artista, que falleció ayer a los 79 años en Barcelona, será incinerado hoy

Barcelona 31 DIC 1998
Le faltaban 20 días para cumplir 80 años. Una fatal caída que le ocasionó lesiones cerebrales irreversibles precipitó su final. Con su muerte, desaparece un creador que cultivó diversas disciplinas artísticas: poesía, escultura, teatro, magia, escritura cinematográfica... Y lo hizo desde la ironía y la esencialidad. Militante espiritual de la izquierda, jamás buscó el halago de las instituciones. El artista, que será incinerado en el cementerio de Collserola tras un funeral laico, será objeto de diversos homenajes. E primero: la presentación, el 18 de enero, de su libro póstumo Sumari astral.

La caída que sufrió Joan Brossa en su casa el pasado lunes resultó fatal. Ayer, a media mañana, el corazón del poeta, artista y dramaturgo barcelonés dejó de latir como consecuencia de las lesiones cerebrales que le ocasionó. Llevaba dos días en el hospital del Vall d"Hebron de la capital catalana. Brossa, que dentro de 20 días hubiera cumplido 80 años, será inicinerado hoy en el cementerio de Collserola tras una ceremonia laica que se celebrará a las 15.00 horas. Por voluntad del poeta, nadie ocupará la primera fila en el funeral. Un deseo que demuestra su talante contrario al protocolo.La edad avanzada y la embolia que padeció hace unos meses no impidieron al artista llevar una vida creativa y social muy activa hasta el final. Su última aparición pública fue el pasado sábado, cuando junto con su mujer, Pepa Llopis, asistió a un espectáculo en el teatro que lleva su nombre, en la Barcelona vieja. El teatro cerró anoche en señal de duelo. Brossa trabajaba en dos libros y supervisaba la instalación del poema objeto que decorará la fachada del citado teatro. Su última obra acabada es también la de mayores dimensiones. Se trata de un mural, de 25 metros de altura por 15 de ancho, instalado en Mollet, localidad próxima a la capital catalana.

más información

Reacciones

Las reacciones a la muerte del poeta no se hicieron esperar. Artistas, intelectuales y políticos glosaron la figura de quien fue uno de los fundadores del movimiento pictórico Dau al Set y exponente de la poesía visual y objetual. Dos de sus compañeros de viaje en Dau al Set, Antoni Tàpies y Modest Cuixart, estuvieron entre los primeros en lamentar su muerte. Tàpies destacó la faceta poética de Brossa. "Siempre se consideró un poeta y no un artista plástico", recordó. Cuixart lo definió como "una pieza única de la estética contemporánea" y "uno de los grandes poetas catalanes, después de Foix". El poeta vallisoletano Francisco Pino, que publicó Laberint, el primer poema experimental del artista fallecido, dijo de él que creó una poesía "extraordinaria a partir del surrealismo" y añadió que su obra "es fundamental para la cultura catalana, a la que ha dado un hálito y un aura muy especiales". Miguel Hernández de León, presidente del Círculo de Bellas Artes de Madrid, afirmó: "La cultura de vanguardia ha perdido a uno de sus máximos representantes". Brossa recibió hace pocos días la medalla de oro de la institución. Para el escritor y crítico de arte Joan Perucho, la principal aportación de Brossa a la cultura "es la poesía en si misma" y no sólo la visual y la objetual.El presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, destacó la "capacidad creativa" y "el espíritu desafiante" de Brossa, y el alcalde de Barcelona, Joan Clos, subrayó la profunda relación del poeta con la ciudad, a la que "alentaba con su espíritu de vanguardia como actitud vital".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana