Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Oído literario, oído musical

Juan Goytisolo leyó a los universitarios textos de Juan sin tierra, Paisaje después de la batalla, Makbara y Coto vedado. Antes explicó la idea de las novelas que funcionan como poema, y la necesidad de admitir que existe un oído literario como ex iste un oído musical. Cree que esta visión armónica del texto está más arraigada en Makbara, la obra que más trabajo le ha costado escribir, según dijo.Para Goytisolo, el compromiso del es critor es devolver a la comunidad un idioma distinto del recibido, desafiando la norma dominante-y apostando por autores transgresores, "a sabiendas de que tarde o temprano la lengua los recupera".

Sobre las opiniones. emitidas en su día sobre Makbara Goytisolo se quejó de que los críticos hablaron "del libreto, no de la música", y señaló que el ritmo es la característica de la vanguardia moderna en la literatura. Respecto a la influencia de lo árabe en su obra re ciente señaló que a veces funciona como revulsivo y otras como rescate de una tradición oral.

Frente a la división en blo ques del mundo de hoy se refirió a su interés por el dolor, la belleza y la miseria del Tercer Mundo. "Siento una simpatía manifiesta", dijo el escritor Juan Goytisolo, "pero intento también mostrar la explota ción, el horror y las lacras con las que allí se vive".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de noviembre de 1985