Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rejoneador mexicano Carlos Arruza,

hijo del fallecido matador del mismo nombre, es muy posible que se retire de los ruedos tras el accidente de carretera que ocasionó la muerte de dos de sus caballos. Arruza logró el viernes un gran éxito en la plaza de toros de Torreón, y, al llegar en avión a Ciudad de México se enteró de la noticia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de septiembre de 1977