_
_
_
_
_

Vídeo | Dos generaciones a través del VIH

José Fley, de 32 años, y Rosa Longarte, de 58, cuentan su experiencia y defienden acabar con el estigma social

Rosa Longarte y José Fley, en un momento del encuentro organizado por EL PAÍS.

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y el síndrome de la inmunodeficiencia adquirida (SIDA) eran sinónimos cuando se detectó el primer caso en España en 1981. El conocimiento sobre la enfermedad era escaso y la información en los medios alarmista. Contagiarse del VIH suponía, en la mayoría de los casos, desarrollar posteriormente el SIDA, con las consecuencias de salud que acarreaba. En España se han producido más de 60.000 fallecimientos a causa de la enfermedad en las últimas cuatro décadas. Ahora, la situación es distinta. Si el virus se detecta a tiempo, hay tratamientos que permiten mantener la calidad de vida.

A través de las voces de José Fley, educador y activista de 32 años, y de Rosa Longarte, de 58 años, contamos cómo es vivir con el VIH a través de dos generaciones. Fley contrajo el virus hace siete años y nunca temió por su vida, aunque cuenta que el estigma social todavía pervive en parte de la sociedad. Para Longarte, que estaba embarazada cuando se lo notificaron, las expectativas eran distintas: a su hijo le dieron entre cinco o seis años de vida. Sigue vivo, tiene 30 años, y convive con normalidad con el virus. Ambos decidieron visibilizar su situación para seguir rompiendo el estigma que supone vivir con el VIH.



Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_